lunes, abril 16, 2007

AMOR VERDADERO

Ayer estuve en la boda más feliz a que he asistido jamás. Los novios, Ranandil y Alda, Rafa y Marijose, son las dos personas que conozco que se quieren de un modo más evidente y cálido. Todo el mundo soreía en la boda: padres, familiares, amigos. Los curas no dejaron de enseñar sus sonrisas en todo el oficio, que hicieron juntos, uno en voz alta, el otro sólo en silencio. Las promesas de los novios, tan sinceras, tan sentidas, tan dulces y enternecedoras. Todo fue perfecto. Y no es de extrañar, porque ese amor, el que sienten el uno por el otro, es VERDADERO AMOR. Y en presencia del verdadero amor todo mejora, todo brilla, todo es hermoso. Les deseo toda la felicidad del mundo, la del universo, y si alguna vez encuentro a alguien que me quiera la mitad que ellos se quieren entre sí, y a quien yo quiera en esa misma medida, me daré por satisfecha y sabré que, por fin, me ha llegado a mí el momento de ser feliz.

Felicidades, Ranandil Y Alda, felicidades para siempre. Os quiero mucho.

Éowyn Zirbêth.

1 Comments:

Blogger Aldebarán said...

Hay que agradecerles a esas personas que, siendo tan normales como tu y como yo, pueden darnos testimonio de ese Amor.

Felicidades para los novios

6:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home