domingo, abril 08, 2007

ROL

Creo que lo que más atractivo tiene para mí lo de las partidas de rol (de todo tipo) es poder imaginarme siendo otra persona. Sé que para los jugadores jóvenes uno de los atractivos es el poder, las armas, lo de fingir violencia. Fue así para mí, al principio. Pero me hago mayor incluso para rolear, y tengo la absurda manía de pretender que mis personajes sobrevivan y tengan una "buena vida". Lo de ir de aventura se me hace un poco grande, a veces. Sobre todo en los vivos. ¡Es que me meto tanto en el personaje que me creo hasta que puedo morir! Y me paso la partida con miedo, jajaja. Supongo que por eso una partida de rol en vivo es una experiencia tan intensa para mí.

Me encanta el proceso de creación del personaje. Imaginarme su aspecto, su vida pasada y futura, su modo de ser, sus habilidades y defectos. Si es un vivo, puedo incluso crear su aspecto, su ropa, sus artilugios.

Es un modo de escapar de esta insulsa vida diaria. No lo niego, es un ejercicio de escapismo. Un vertiginoso intento por encontrar la ilusión que la vida diaria, la vida normal, no me da. Ha llegado un punto que ni siquiera sé dónde buscarla. El rol, creo, sirve para disfrazar la impotencia que la vida real me causa.

Zirbêth.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Aunque te cueste mucho más, intenta siempre tener un huequito para buscar la ilusión en la vida diaria. Nunca dejes de hacerlo :)

2:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home