martes, abril 10, 2007

300

Por fin, he leído una crítica de esta película que refleja lo que yo pensé al verla, pero no era capaz de materializar en palabras (bueno, también me daba pereza el esfuerzo de dedicarme a comprobar datos históricos para hacerlo bien, todo sea dicho). La ha escrito Junjan, en su La opinión alternativa. Os la copio a continuación.

Racismo idealizado

Tras ver 300 no puedo resistirme a escribir una crítica. Creo que hay dos maneras de ver la película. La primera sería con un espíritu “sesión de tarde” y electroencefalograma plano, bolsa de kikos o de chufas y un espíritu violento. En ese caso, 300, nos ofrece un espectáculo oscuro y colorido de sangre, sudor, músculo, miles de cadáveres y efectos especiales de primera clase. Punto, no hay un átomo de inteligencia en todo el metraje.

Si tienes la capacidad, como yo, de desconectar el cerebro cual Johny Mnemonic mientras tus tripas se dedican a digerir los kikos, y pasar “a posteriori” al análisis, podrás verla sin pestañear y hasta pasar el rato. Pero como tengas la desgracia de ir analizando la película desde el inicio, “lo vas a flipar”. Homofobia y racismo nada disimulados y una simplicidad casi inhumana inundan toda la película desde el principio hasta el fin. Si el comic y la película hablaran de elfos y trolls, ya sería difícil de tragar, pero hablando de seres humanos que han existido y cuya historia se intenta adaptar, la cosa llega al extremo.

Para empezar todos los buenos son blanquísimos héroes con masculinas inclinaciones, y los malos son oscuros cobardes deformes, gordos, depravados y con pinta de homosexuales. Los héroes espartanos son soldados profesionales que solo buscan la gloria y el honor, los traidores son violadores que se dedican a la política o jorobados deformes que se dejan seducir por el lado “oscuro”. La inexactitud histórica se la trae el pairo. La educación espartana o agoge se resume en el entrenamiento de la lucha desde la infancia, y la prueba final luchando con lobos. Se olvida que los reyes estaban exentos de tal educación y que su prueba final o krypteia, no era contra lobos, sino contra hilotas esclavos a los que tenían que matar y robar. Se omite que gracias a su tiránica sociedad soportada por miles de esclavos, los espartanos podían dedicarse a ser guerreros profesionales. Se pone en boca del rey Leónidas que los atenienses eran “filósofos amantes de niños”, y se olvida interesadamente que los espartanos tenían institucionalizada la pederastia y que por ello eran conocidos en Atenas, donde el verbo “espartanizar” significada literalmente sodomizar. Y suma y sigue.

300 espartanos valientes, luchadores por la libertad (que en realidad eran unos tiranos esclavistas y fueron ayudados por unos 7000 griegos de diversas regiones), luchan contra un millón de oscuros y deformes persas liderados por un gigante “freak-drag-queen” (que eran unos esclavistas tan buenos como los espartanos y se estima que fueron unos 200.000 liderados por un rey al uso, a saber, un tipo barbudo y de estatura media).

Lo que unos ven como un buen ejemplo de lo que es el choque de civilizaciones entre occidente (libertad y honor) y oriente (tiranía y depravación), yo lo veo como una simplista y boba fábula neonazi al estilo “biblia para niños” donde se nos quiere hacer ver la guerra de EEUU contra el terror.

Que la estética no nos ciegue, ni tampoco el pretendido barniz de ficción. El cine es arma poderosa de comunicación. Y de manipulación.

Zirbêth.

7 Comments:

Blogger rafa said...

Y a mi que me da igual que sea verdad o no lo que cuentan, por mucho que parezcan hombres los que pululan por ahí... El aspecto irreal de la puesta en escena aleja completamente la posibilidad de tomar como verídica cualquier cosa que ocurra. Según cuenta la wikipedia, se utiliza la hagiografía griega como base para contar la historia, pero no se atiende demasiado a los detalles...

Pero a mi eso no me molesta. No me interesa que sea verídica o no o que perpetúe una visión sobre la civilización griega más falsa que un duro de madera. Me molesta que sea estúpida, que Leónidas grite como un descosido a lo largo y ancho de la película como único recurso dramático, que la épica se limite a lo que le quieras sacar a unas imágenes alucinantes y a una historia tendenciosa; me molesta que se simplifique y se banalice. Los supuestos héroes son una panda de macarras sedientos de sangre sin el menor interés. Y esa no es la gracia del asunto. Que si la moto nos las han vendido tantos años es que era un poco más interesante.

Y mira que la intenté disfrutar, pero no conseguía acallar completamente las voces en mi cabeza. Aunque en unas cuantas ocasiones fui incapaz de oirlas :)

2:23 a. m.  
Blogger Urobros said...

Hi!

Antes de comenzar a criticar os aviso que últimamente apenas voy al cine porque sinceramente considero que no hay películas que valgan lo que viene costando, ya ni siquiera por efectos especiales lo valen. Han saturado al público.

"300" vamos por partes, primero comento sobre los comentarios ya hechos:
- Como bien decís es una pelicula de sesión de tarde, en eso estoy totalmente de acuerdo.
- Como película que muestra la lucha de EE.UU. contra el malvado Oriente, joer, no creo que la cosa llegue a tanto y antes que decir que la película hace esto deberíamos decir que 300 es un comic que muestra esto. La película está basada en el comic, no lo olvidemos y... la peli es el comic con movimiento, básicamente.

Ahora bien: como película lo único que tiene es unos buenos efectos especiales (y bueno, eso hoy día no es mucho decir, porque casi que la más humilde ya tiene efectos especiales bastante aceptables) Argumento, pues el mismo que el comic: ver como un grupo de "buenos" matan a los "malos malísimos" simplemente porque está en el guión. En cuanto a la interpretación por parte de los actores... Bueno realmente ni es buena ni es mala porque la verdad es que no había mucho que interpretar. No obstante en las partes que debía haber más interpretación como cuando están en la ciudad, consejo, etc. Es floja como poco.

En cuanto a la recreación histórica obviamente no pretende seguirla ni de cerca, eso se ve a la legua. Lo triste es que haya que preocuparse porque habrá quien hasta se lo medio crea... Incultura la nuestra, y es que esto está cada vez peor.

En fin, una película que sino tienes las más mínimas ganas de pensar y vas a verla pa "echar el rato con los amigotes" pues si es una opción, pero no más. Y pa verla una vez... Yo de hecho fui más que a ver la peli por estar con mis amigos que iban a verla... Y ya había dicho muchas veces que no.

En fin, yo ni la recomiendo ni la dejo de recomendar, simplemente digo: "Se puede ver".

12:57 p. m.  
Blogger rafa said...

My dear urobros,

El cine es maravilloso. Debería ser una obligación diaria, como leer los viernes la columna del Millás. El cine es vida, creación humana banal y trascendental, arte y consumo. El cine contiene genialidad e inmundicia, así que uno no puede permitirse el perderse demasiado o mantenerse alejado pensando que ya no está a la altura. El cine sigue estando a la altura. Lo jodido es que cada vez hay más.

Yo fui a la peli emocionado, feliz y tenso. Dispuesto a enamorarme o a detestar. Sospecho que hay sentimientos más allá de los mencionados, pero los dejo para los momentos inevitables.

Y una crítica directa que espero que sea recibida como debe: el criticar a la película porque parece delatar su procedencia comiquera es desconocer profundamente el mundo del comic. Desafortunadamente, el maniqueísmo no se de solamente en lo que algunos llaman "arte secuencial" (nota pedante que lo único que pretende es asociar la palabra arte con la palabra cómic).

Saludetes

5:21 a. m.  
Blogger Rhiwen said...

Pero de verdad habeis visto la misma peli? XD
Los espartanos de homófobos nada, porque se denota claramente q entre algunos de ellos hay algo más que camaradería, joder, son griegos!
Matar por que sí a unos 'pobrecitos' persas... que total, son innumerables y lo único que quieren es arrasar y conquistar sus tierras... qué desfachatez por parte de los espartanos intentar defenderse, teneis razón, qué malos y qué razistas son... y seguro q las cruzadas os molan mogollón, no?
Venga ya!
Díos, cómo em gustó la peli, qué fotografía tan maravillosa, qué diálogos tan inteligentes...

11:28 a. m.  
Blogger Azelaïs de Poitiers said...

¡¡¡A mis brazos, Rhiwen!!! Yo sí vi la misma película que tú, jajaja. Y no me explayo porque se me acaba la batería, pero vamos, que no hace falta, suscribo al cien por cien lo que dices.

8:20 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Rhi, lo racista no es lo que hicieron los griegos en la verdadera batalla, sino el modo de contarlo de la película (y del cómic). Y es que la clave está en una sóla frase: no hay ni un sólo átomo de inteligencia en todo el metraje. Sólo efectos especiales, frases chulescas y tíos en calzoncillos. Y mejor no hablar de las interpretaciones, porque no me queda otra que darle toda la razón a Rafa.

Pero vamos, no os mosquéis conmigo, que yo soy de las que me cabreo con las pelis cuando insultan mi inteligencia o pisotean ciertas cosas. Me tendrías que haber visto al salir del Hércules de Disney... O de La guerra de los mundos de Cruise. Una, que es muy pasional...

9:05 p. m.  
Anonymous rhiwen said...

Pues a mi me pareció qie había mucha inteligencia en ese guión... así que debo de ser medio idiota...

5:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home