jueves, enero 26, 2006

DECISIÓN

Por fin, se acerca el momento en que podré y deberé tomar la decisión de seguir en El Corte o no. La cosa va a quedar, más o menos, así: voy a pedir un cambio de tipo de contrato a uno de menos horas/días cuando me llamen para renovar, ya sea si me llaman en el centro (lo cual significaría que me quieren en el mismo puesto y horario y de manera automática) o si lo hacen de la oficina central (lo cual significaría que me reubicarían en un plazo de tiempo X). Mi jefe del departamento me quiere donde estoy y como estoy, pero yo no quiero ese horario: me matan los turnos rotatorios y el trabajar de lunes a sábado (no tengo tiempo ni energía para nada, aparte de que no hay manera de llevar una alimentación en condiciones). Si no me lo dan y no me renuevan, buscaré otra cosa. Tengo para vivir dos meses (uno de búsqueda y otro de esperar a que me paguen), así que me puedo permitir "el lujo".

La idea, en cualquiera de los casos, es tener febrero libre para hacer un montón de cosas que tengo que hacer, muchas pospuestas desde hace meses, entre las cuales está el descansar algo, los marrones de la mereth, estudiar, hacer una traducción de psicología y buscar un curro mejor (cosa que ya hago, en realidad). Además, en relativamente poco tendré que mudarme (otra vez), así que he de buscar teniendo en cuenta las nuevas distancias y vías de comunicación al posible curro.

Ah, sí. Y hay otra cosa que quiero hacer: escribir aquí. La de cosas que se me ocurren pero cuando llego a casa, o no tengo tiempo, o no me llega la energía (por lo general, mezcla de ambas cosas).

Zirbêth, toda proyecto ella.

1 Comments:

Blogger Aldebarán said...

Suerte con el cambio de horario. Si no, pues recuerda que trabajas para vivir y no al contrario

Igual, se necesitan los céntimos para poder vivir ;-(

5:59 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home