viernes, febrero 16, 2007

EL NOMBRE DE LA ROSA Y EL PRÍNCIPE DE BEL AIR

¿Cómo pueden estar ambos mencionados juntos en un título de un post?

Pues bien, siguiendo uno de esos hilos de pensamiento divagante que tienen lugar mientras uno barre los restos de una orgía de gusanitos y mandarinas en el suelo de su dormitorio.

Mi cabeza da un repaso a lo escrito no hace más que pocas horas. Quien podría hacer tal papel o tal otro, fulanito estaría bien de guardia, y quien me inspiró Declaración sería un buen Isildur. Sería un buen lo que se propusiese, sin duda. Reflejos deslumbrantes de admiración a sus muchas cualidades, entre otras a lo buen estudiante que es. Un erudito podría llegar a ser. Y recuerdo aquella ocasión en que viendo El nombre de la rosa y estando estudiando Historia, la frase de fray Guillermo, mal recordada por cierto, "busco iluminación", se transformó en el despacho de mi profesora de historia antigua en un "busco erudición" íntimamente rumiado. Pero soy una zoquete y no demasiado buena estudiante, amén de tener memoria de pez (abisal). No sé si seré jamás medianamente en algo, así que una erudita, puffff. Así, admiro y tiendo a enamorarme de personas con cualidades y potencialidad de erudito. Y pienso, no sé, que alguien así querría a su lado a alguien similar. Como en aquel capítulo de El principe de Bel Air, en que Hillary conocía a un médico guapísimo, sensible, entregado a causas altruístas, y se disfrazaba y actuaba como si fuese como él, para descubrir al final que la novia del chico era una réplica de ella misma: superficial, pija, medio boba y muy fashion. Y pienso, igual yo debería de dejar de tratar ser aquello que creo que el otro puede desear que sea, y ser yo misma. O a lo mejor debería tratar de ser yo así, buscar la erudición, para que el otro me interesase por otros valores y no por tener un expediente académico que haría llorar de emoción a la señorita Rottenmeyer. Eso, además, encajaría con lo que la terapia busca: cambiarme para mejor.

El resto del pensamiento me ha llevado a sentarme y escribir el post. Y a seguir pensando en el corto dichoso.

Zirbêth.

2 Comments:

Anonymous Vicent said...

Y a mi que eso me suena....

http://zirbethtales.blogspot.com/2004_07_01_archive.html

4:47 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

¿A cuál de todos los posts te refieres?

11:23 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home