sábado, octubre 11, 2008

SEMANA INTENSA

Esta semana no he llegado ni un día a casa antes de las nueve xde la noche. Natación lunes, miércoles y viernes, y martes y jueves otros asuntos. Mi cuarto es, ahora mismo, purita expresión del caos.

El martes estuve en la concentración que hubo en la Plaza Mayor por la Jornada por un Trabajo Decente, acontecimiento que, salvo en Público, no vi en ningún otro medio de información. No fue cosa sólo de Madrid, o sólo de España. Fue un acontecimiento convocado a nivel mundial y en el que participaron muchos países y ciudades. Pero, claro está, en medio de una crisis donde, para variar, al gobierno no se le ocurre más solución que hacer el trabajo aún más precario de lo que ya es abaratando aún más los despidos (ya lo he dicho muchas veces, somos la mercancía más barata, y añado prescindible, del mercado), dar cobertura informativa a una manifestación por el trabajo decente, seguro, digno, etc, no les interesa lo más mínimo. Y, si os fijáis un poco más, tampoco hablan casi nunca de Izquierda Unida, salvo para ratificar su entierro, como si de verdad el partido y su casi millón de votos en las pasadas elecciones no existiesen. No vi en la concentración, enfocada además contra la directiva europea de las 65 horas semanales, ninguna pancarta de otro partido que no fuese Izquierda Unida. Allí, sólo estaban ellos, Comisiones Obreras, UGT y los antisistema que están en contra de ambos sindicatos.

Cuando en mi ofi comenté, e invité, a la gente a que se viniese a la concentración, aluciné porque nadie sabía qué era lo de la directiva de las sesenta y dos horas. Y, cuando les expliqué por encima de qué se trataba, sólo se mofaron en plan "a los españolitos trabajar sesenta y cinco horas, ni de coña, eso no va a salir adelante" o el incombustible "eso es cosa/culpa de Zapatero". Lo que pasa es, debo decir, que no sé muy bien hasta que punto hablaban en serio o, como es habitual, estaban haciendo chiste y broma de lo que yo decía. Mis compis son unos cachondos, y se ríen de todo y por todo. Así que no sé si, sencillamente, se estaban quedando conmigo haciéndome creer que no sabían lo que era la directiva de marras.

En cualquier caso, ¿de verdad a nadie más le preocupan estos temas? ¿De verdad piensan que no podemos hacer nada? ¿Es que no se dan cuenta de que no hacer nada, ni siquiera manifestarse, es darles la victoria por el morro? ¿De verdad siguen pensando que con votar una vez cada cuatro años ya han cumplido? ¿No va siendo hora de que hagamos algo más que quejarnos en los bares y demás petit comités?

Para mí, ha llegado el momento de hacer algo más. Aunque sólo sea aprender y saber más detalles sobre lo que pasa. Aunque de momento pueda aportar poco. Pero, desde luego, para mí no es suficiente votar una vez cada cuatro años y luego quejarme porque los políticos no hacen lo que esperaba que hiciesen. Ya estoy harta de gritarle a la pantalla del ordenador cada vez que me cabreo por alguna. Y también estoy cansada de no tener amigos que de verdad coincidan conmigo y se impliquen.

Así que, bueno, a ver si pronto os cuento cosas nuevas.

Zirbêth, politizándose.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡ME CAGO EN SAN DIOS!
COMO NO ECHAMOS YA BASTANTES HORAS EN EL TRABAJO. SI AUMENTAN LA JORNADA LABORAL EMIGRO.

LUISFE

7:56 p. m.  
Blogger Aldebarán said...

Estar informada es una buena manera de comenzar y de continuar.

Ánimo.

7:14 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Somos un pais de pandereta... aqui solo se manifestaria la gente si les quitasen el futbol....




Snaga

10:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home