martes, septiembre 16, 2008

NO ESCRIBO NADA

De verdad, llevo meses sin escribir nada de lo que me sienta mínimamente orgullosa. Y es así porque, aparte de los amagos de escritura en el blog, no escribo nada. Tengo en la recámara varias ideas que algún día debería ponerme a escribir. Además, ¿como usas lo de que se te da bien escribir cuando conoces a un chico para ligar, si la verdad es que llevas meses sin escribir nada? Cargo de conciencia me da, oye.

Pero es que no tengo ganaaaas. Me jode sobremanera admitirlo, pero la felicidad es nefasta para mi proceso escritor. Ni siquiera estar ligeramente soliviantada porque he conocido a alguien que me gusta me hace derramar ríos de letras. Es que ni in triste arroyuelo, vamos.

Me apetece jugar al WoW con mi compi de piso, ir a la ofi y trabajar y reirme con mis compañeros. Me lo paso pipa aprendiendo contabilidad. Ver pelis en las que salga Inglaterra, eso hago. Soñar con que he encontrado eso que busco. Disfrutar del día a día. Y enfadarme. ¡Me he enfadado! Llevaba meses sin enfadarme por algo cono lo de hoy: no me han querido vender la antibaby en una farmacia porque no tenía receta. La primera vez en la vida que me pasa. Les ha faltado darme aspirinas y recomendarme que las sujetase entre las rodillas, vamos. ¿Cómo no voy a echar de menos Inglaterra, si te daban gratis la antibaby?

Disfrutar de estos primeros amagos de frío, de la reconfortante sensación de una ducha caliente, de taparme con la manta y notar como el calor va aumentando bajo ella. Y ahora voy a abandonaros por una vulgar serie de televisión. ¡Me siento absurdamente superficial!

Zirbêth.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ay, no me gusta esa forma de llamarla... antibaby. De todas formas, no creo que quiera decir que en la farmacia fueran ultracatólicos-antiabortistas, simplemente es un medicamento, con miles de efectos secundarios, y como tal, hay que venderlo con receta médica

1:14 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Pero es que es eso: una pastilla para no tener bebés. Antibaby es sólo un nombre medio en broma, pero en el fondo muy apropiado. No veo porque llamar a las cosas por su nombre ha de no gustarte. Aunque no sé quien eres, así que no sé si es que para ti no tener bebés, o impedir tenerlos es de algún modo "malo".

Por otro lado, nada dije de católicos extremistas o antiabotistas, sino de cómo este país pone mil dificultades para algo que ha de facilitarse para evitar males peores. También es cierto que no me entra en la cabeza que alguien vaya, como sugirió la farmacéutica, a tomarse la píldora anticonceptiva como si de un abortivo fuese. Si el acceso a estas cosas fuese más sencillo, y gratuíto, menos burradas se harían. Ir al médico a por la píldora del día después y que te pongan pegas, o digan que van a llamar a tus padres, eso sí que es absurdo. O que cada mes te hagan llevar una receta para algo como eso... Menos mal que salvo en esta farmacia, jamás me ha pasado. Es más, fui a otra cercana, y se extrañaron, porque se conocen y saben que generalmente la venden sin receta. Y, si vas a hacer ir a la gente cada mes al médico para que te den un papelito... Bueno, que no, que me parece una pérdida de tiempo. Ya sé que hay gente irresponsable que se toma medicamentos sin recetárselos el médico, pero esos van a seguir haciendo la burrada.

Pero, en serio, ¿de dónde te has sacado lo de ultracatólicos-antiabortistas?

1:43 p. m.  
Blogger Urobros said...

Hola linda!!

Las primeras líneas sobre el proceso de escritura son un reflejo bastante aproximado de lo que me ocurre a mi. No diré que llevo meses sin escribir porque mentiría, de hecho ayer estuve un ratito, pero sí que no acabo de encontrar las ideas. Lo hago más por "obligación" (autoimpuesta) que otra cosa.

En cuanto a los otros temas como el Antibaby, pues... ¡Qué cosas! Y es que no llegamos a dar un paso hacia delante cuando damos dos hacia atrás. En fin.

Bueno, cuídate y esas cosas. Ya te llegará la inspiración, a pesar de la felicidad :P jeje. Y, aunque lleves un tiempo sin escribir, se te da bien. Es distinto que algo se te de bien o que estés desentrenado. Ok?

Muchos Besos.

2:16 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

jE JE, Yo recuerdo una vez (hace bastantes años) que fuí a la farmacia a por preservativos y la muy gilipollas (y es lo mas fino que se merece) poniendo una cara de asco increible me soltó "AQUI NO VENDEMOS DE ESAS COSAS" me quedé planchado y avergonzado, pero al segundo la mala leche se impuso y le armé un escandalo de mil pares de narices ,vamos que termino la buena señora gritando que estaba en su derecho de vender lo que quisiese y que si no me marchaba llamaba a la policia. Y yo mientras a voz en grito con mas de 10 parroquianos alrededor alucinando llamandole retrógrada y diciendole que es un servicio publico y que tiene que atenderme y que si no que liberalizasen las farmacias y asi no se forrarian como se forran.... bufff encima era la farmacia de mi calle XDDDD


Snaga

9:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola otra vez, soy anónimo de nuevo. Lo siento, creo que entendí mal lo que querías decir (ya sé que está escrito muy clarito, pero fui yo quien en el momento de leerlo no tenía la mente muy lúcida).

La verdad es que estoy de acuerdo contigo. Por otra parte, nunca encontré dificultades para conseguir éste ni ningún otro anticonceptivo, por eso quizás no entendí bien el sentido de lo que estabas diciendo, y me fui por otros derroteros.

De todas formas, no creo que estuviera de más tener cierto control a la hora de administrarla, pero no me refiero a poner impedimentos, sino a controlar su uso. Con la receta electrónica sería muy fácil tenerla cuando quisieras, sin necesidad de ir a por un papelito.

Claro que todo esto lo digo desde mi punto de vista, y lo hago sobre todo porque he visto en muchas ocasiones el mal uso que hacen de esta pastilla algunas adolescentes descerebradas. Aunque es lo que tú dices, los irresponsables, sean jóvenes o viejos, sea este u otro medicamento, van a hacer lo que les de la gana.

Pues nada, no me enrollo más, solo quería decirte esto porque creo que te juzgué de forma precipitada, igual que creo que tú también sacaste una conclusión errónea al leer lo que yo decía de ultracatólicos-antiabortistas. Me encasillaste en un grupo al que no pertenezco. Pero no te culpo, fue una mala forma de explicar una idea que me vino a la cabeza, y resulta evidente que no fui capaz de expresarla como yo quería.

Nada, lo dicho, he aprendido la lección. La próxima vez pensaré antes de hablar ;)
Saludos

2:05 p. m.  
Blogger morgana said...

no juegues al wowwwwww

11:15 a. m.  
Blogger Igor said...

Bien. Cuando una mujer se declara derrotada es porque ha vencido. Escribir acerca de los obstáculos que impiden, paradójicamente, escribir, implica haber ganado una enorme batalla. Como bien decía un entrañable amigo de apellido Durden: sólo después del desastre es que podemos resucitar; sólo hasta que lo hemos perdido todo estamos en condiciones de hacer cualquier cosa que nos propongamos. Así, aceptar la propia imposibilidad de escribir genera las condiciones de posibilidad para escribir la obra más genial. Eah, a no escribir o a escribir acerca de nada.

8:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home