sábado, septiembre 06, 2008

BUENO, OS LO CONTARÉ

Hace ya más de un mes, dejé la medicación. Mi psicóloga ya me había dicho, allá por febrero, que debía plantearme dejarla, porque estaba curada y tenía que volver a vivir sin muletas químicas (seguro que ella lo dijo de un modo mucho más suave y correcto). Pero entonces fue cuando todo el follón de los malos rollos en el curro, la decisión de irme, el nuevo trabajo, etc. Decidí que no era el momento.

En julio, me decidí. O, mejor dicho, un buen día me di cuenta de que se me habí olvidado tomarme la medicación desde hacía como cinco o seis días. Aproveché lo ocurrido y ya no volví a tomar nada más.

Por supuesto, ese no es el modo en que ha de dejarse una medicación. Lo correcto es ir al médico, que te diga como ir y controle el progreso. Por eso, tuve unos vértigos y mareos de lo más graciosos, amén de otros "efectos secundarios" que mejor no comparto con vosotros.

Pasados ya casi dos meses, lo que noto es que vuelvo a sentir más intensamente. Lo que ocurre a mi alrededor me afecta más. Me pongo más nerviosa con según que cosas. Tengo que hacer un esfuerzo para ser consciente y tomar el control de esos vaivenes emocionales que, sin ser prwocupantes, sí que noto diferentes. Este es el momento en que podré demostrarme a mí misma que, de verdad, tengo el control. Es el momento de manejar las situaciones de estrés emocional, y no que ellas me manejen a mí. De momento, voy bien.

La contrapartida, la parte positiva, es que ahora disfruto mucho más de ciertas cosas. ¿Qué cosas? Eso, queridos, me lo guardo para mí.

Zirbêth, "solita".

3 Comments:

Blogger Urobros said...

¡Hola primita!

Pues me alegro mucho, seguro que todo va bien y tú tienes el control... Me has dejado intrigado con esas "cosas" :P no sé yo, pero la imaginación es muy perversa.

Un Abrazo GORDO.

10:57 p. m.  
Anonymous Vicent said...

Me alegro mucho de leer eso, me parece de lo mas normal del mundo que te afecten ahora mas las cosas, debe ser algo comparable al dejar de fumar, que notas mucho mas intensamente todos los sabores en tu paladar, antes adormecido por la nicotina.
Sin duda ahora eres mucho mas tú.
Besos.

10:50 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Enorabuena por tu valentía y animo para que sigas adelante con todo lo que te propongas en la vida.
Un abrazo fuerte.

LUISFE

4:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home