miércoles, enero 23, 2008

OLVIDO CONVENIENTE

Todos conocéis el chiste: Moises baja del monte Sinaí con las tablas de los mandamientos, pero justo cuando va a anunciar la palabra de Dios "Aquí os traigo los quin...", se pisa la túnica y una tabla se le cae y se hace migas: "...los diez mandamientos".

Sé que mi atéismo convencido no justifica mi desconocimiento cultural de la religión católica. No sé si los pecados capitales se derivan a no de los mandamientos de la ley de Dios. Pero, como sin duda están relacionados de alguna manera, seguiré con el "chiste".

Muy oportuno el tropezón de Moises. Porque en esa tercera tabla estaban descritos los mandamientos que están más relacionados con el también ausente octavo pecado capital: el ansia de poder. Seguro que ponía algo como "No te apropiarás del prójimo", o "no tomarás esclavos". También debería decir algo así como "respetarás la vida y el libre albedrío ajenos", y "no desearás dominar a tus semejantes, ni te sentirás superior a ellos".

Moises, aunque la peli de los Diez Mandamientos lo pinte tan buenazo, seguro que bajando el monte se releyó los mandamientos y decidió que Dios, pese a su infinita sabiduría, sin duda se había extralimitado. Así que lo del tropiezo con la túnica, no os lo creáis. Estoy convencida de que tiró la tercera tabla con toda la intención. Podría haberla tirado antes, me diréis, pero es que estaba deslumbrado y atontado aún por los efectos especiales de la aparición metafórica divina. Nadie le avisó de que se puesiera gafas protectoras, como esas para ver eclipses o trabajar con un soldador. Así que para cuando pudo leer, ya estaba llegando abajo, y decidió montar el numerito.

A aquellas alturas de la (mitológica) historia, Moises ya le había cogido el gustillo a eso de que le obedecieran, siguieran sus dictados, le admirasen y demás prebendas del poder. Seguro que, además, había practicado algún que otro acto de prevaricación, había prometido ovejas a fulanito si le apoyaba contra menganito, y a saber cuántos otros trapicheos. Hasta tendría ya elegido delfín y sucesor, que oportunamente habría pactado con pingües beneficios para ambos.

"¿Cómo" -se dijo- "voy a conseguir que cumplan los mandamientos si no uso el poder para imponerlos?". Sospechó que Dios había sido demasiado optimista a la hora de confiar en el libre albedrío de sus creaciones, y decidió enmendarle la plana. Así, se constituyó en "autoridad moral" (para eso le había elegido a él Dios de entre el resto de su "pueblo elegido". El libre albedrío, para los que se lo ganen... por lo medios que sean. "Es más: las mujeres, nada de libre albedrío, que para eso son seres inferiores".

Así, el libre albedrío quedó absolutamente devaluado, mera figura literaria para la mayoría de las personas, y reducido a cuestiones tales como "¿la gamecube o la wii?". Porque, qué duda cabe, sopesar siquiera la posibilidad de que, por ejemplo, las mujeres decidan, ante un embarazo indeseado, seguir o no adelante con el mismo, es impensable. Está bien tratar de prohibir que millones de personas se protejan contra el sida usando condones, causando dolor y muerte por doquier, por ejemplo. Pero deshacerte de un puñado de células que tan sólo son un embrión, no un ser humano... Eso es impensable.

Pecado, pecado, pecado.
Inmoralidad, inmoralidad, inmoralidad.
Culpa, culpa, culpa.

Palabras todas para imponer ideas, para controlar pensamientos, para reducir la libertad, para limitar e incluso evitar que las personas reflexionen, crezcan, piensen y decidan por sí mismas. El gran "tú lo que tienes que hacer..." paternalista, por "nuestro bien", que nos deja anclados en una especie de infancia del pensamiento para facilitar el dominio que les ayudará a mantener su poder.

Zirbêth, que viene de la manifestación contra la criminalización del aborto y de firmar el manifiesto "Yo también he abortado" en respuesta al acoso al que un juez ha sometido a varias mujeres que, en su momento, abortaron.

*A quienes seáis creyentes: procurad no sentiros ofendidos por esta fabulación ni por mis ideas laicas. Como dice Hugo, no es que no sea respetuosa con vuestras creencias religiosas, sino que probablemente no estáis acostumbrados a que hablemos desde nuestras creencias laicas. Y recordad que no trato de imponer el aborto a nadie, sino de reclamar mi derecho a decidir.

23 Comments:

Blogger Eleder said...

Zirbeth, para mí, decir "ese puñado de células no es un ser humano", es la alternativa moderna a cuando se decía "ese judío no es una persona". Ponemos una línea arbitraria, decidimos quién merece vivir a un lado y quién no a otro, y nuestra vida se hace más cómoda así. Y ese derecho a decidir para mí es un derecho a matar.

A partir de ahí, recuérdame mis muchos fallos y llámame hipócrita si quieres. Pero no por eso voy a renunciar a gritar contra el genocidio moderno que es el aborto. Lo siento.

12:14 a. m.  
Blogger Urobros said...

Hola,

es algo curioso, el otro día por la calle vi un cartel frente a un ambulatorio, el de Gran Capitán (aquí en Granada) En él se mostraba al presidente ZP y otros políticos disfrazados de médico y en el mismo podía leerse "Aborto". No me detuve más por lo que no sé si era una protesta a favor o en contra. Lo cierto es que pensé en escribir mi propia entrada al respecto, pero aún no lo he hecho y no sé si lo haré. Aprovecho esta entrada para dar mi opinión.

Con el tema del aborto hay siempre mucha polémica, la hubo cuando la ley del aborto y ahora con los juicios y la clínica de Barcelona (era de ahí, ¿verdad?)

Yo no creo que abortar sea matar, ni definir una delgada línea como comenta Eleder. Hay mucho más que valorar en la cuestión del aborto. Algunos pueden pensar que es como hablar sobre la pena de muerte, como decir, estoy a favor o en contra. Quien lo vea así me parece que está simplificando demasiado.

Desconozco como están nuestras leyes al respecto, creo que cuando hay peligro para la madre o posibles trastornos psicológicos, está permitido el aborto, con lo que al menos algunos casos se encuentran cubiertos.

Ahora bien, imaginemos la siguiente situación: mujer y hombre (novios, nada formal) ambos sicológicamente normales, jóvenes de 25 años (luego comentaré una cosilla al respecto) han conseguido su primer empleo de 1000 euros al mes. Los padres de estos, madre desempleada y padre en un trabajo temporal (aunque algunos no lo crean esta situación se da bastante) Ea, pues de la pareja de jóvenes ella se queda embarazada y, como es una persona normal no hay riesgo de trastornos psicológicos y tampoco de muerte por el embarazo así que no tiene opción de abortar legalmente, pero... En unos meses perderá el empleo o, al menos, no podrá trabajar, con lo que su familia de 2 miembros que pronto quedará de 3 debe sobrevivir con 1000 euros al mes durante al menos ¿un año? ¿Y después? Ese hijo "no deseado" que no digo "no querido", ojo, acaba de cambiar la vida a dos personas completamente porque no han podido elegir.

Incluso voy a más en este asunto, aunque pueda parecer que escurro el bulto como "macho" que soy, pero la decisión sobre si abortar o no, debería tenerla en última instancia la mujer y no la pareja biológica. Realmente es a ella a quien más trastornos físicos, psicológicos y sociales le produce. Al hombre ya me diréis realmente.

Estamos tratando un tema peliagudo en el que se implican los sentimientos, pero en el que deberíamos plasmar la fría lógica, aunque desgraciadamente corremos el riesgo de frivolizar la cuestión y llegar a pasar la rosca, tomando el aborto como quien se "bebe una cerveza" y eso, desde luego tampoco sería sensato ni coherente.

Tal y como lo veo yo, el límite Legal estaría hasta el momento en el que la criatura pudiese ser viable fuera de la madre (incubadora) tampoco vería lógico que llegados los 8 o casi 9 meses se decidiese abortar.

Hablar de aborto se acerca a hablar de "eutanasia" no están tan lejos y los límites son cercanos. Y no creo que todo esto sea de hablar "de quien merece vivir y quien no", de establecer un límite arbitrario.

Voy a hacer una pregunta a todos aquellos que dicen "No" al aborto: ¿Si tú puedes decir No al aborto y sí a tener un niño por qué yo no puedo decir sí al aborto y no a tener un niño? Esto es, sin duda, simplificar la cuestión y a lo que me podrían preguntar: ¿Por qué aborto sí y permitir matar a una persona de 30 años no? Desgraciadamente no tengo una respuesta única o exacta a esa pregunta, si la hubiese no sería un tema controvertido.

9:22 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Hola Eleder: no te preocupes, porque reclamo el derecho a decidir, no pido que tú hagas lo que yo quiero hacer, ni que no grites en defensa de lo que pienses.

Tampoco te voy a dar la razón, claro: comparar un embrión con un ser humano nacido (judío, musulman, chirigotero..) es ignorar deliberadamente lo que la ciencia, libre de creéncias míticas que establecen la existencia de un alma que "es" desde el momento de la concepción, sabe acerca del ser humano y su desarrollo. Un ser humano no es tal en tanto en cuanto sus sistema nervioso no se ha desarrollado de manera que pueda vivir por sí mismo fuera del útero.

Por eso, la ley que permite el aborto deja claro hasta cuando se puede hacer y bajo qué presupuestos: riesgo físico o psicológico para la madre, violación o malformación del feto. La ley de plazos de la que se habla quiere que, dentro del periodo en que aún se trata de un embrión, y no de un feto, la mujer pueda decidir libremente si segui o no adelante sin tener que dar explicaciones: un embarazo no deseado y buscado supone para la mujer (y el hombre que se queda a su lado) un cambio radical de sus vidas, espectativas, etc.

Muchas veces, medio en broma, medio en serio, decimos que a tal o cual no deberían haberle dado el carné de padre, porque vemos como trata y educa a su hijo y nos damos cuenta del desaguisado que está cometiendo. Una chica de 16 años no está madura psicológicamente para ser madre, ni muchas de 26 tampoco; los recuersos económicos de una familia pueden ser tan precarios que pueden no tener capacidad para hacer frente a las necesidades que un hijo tiene; alguien puede sentir que no quiere ser madre jamás, y no tiene porque tener un hijo sólo porque le hayan fallado los métodos anticonceptivos (la abstinencia no es una opción viable: una vida sana y completa no existe sin sexo)...

Hay mil razones para que una mujer decida que no quiere ser madre en un momento dado, y dado que esa vida no es posible sin su cuerpo, sin que su propia vida cambie radicalmente limitando sus posteriores elecciones para siempre, es ella y sólo ella la que tiene que decidir si da esa vida o no.

1:52 p. m.  
Anonymous Lothi said...

No sé si debería hacer esto, ya que debe ser la segunda o tercera vez que leo este blog (vía Azelaïs, claro). Y, la verdad, es que creo que ni te conozco. Anyway, el post me ha gustado mucho porque comparto lo que dices. Lo que pasa es que no puedo evitar contestar a Eleder (al que si conozco, por cierto... Hola, silvanillo...)De todas formas, si no te parece bien, entenderé que borres.

Como me conoce, creo que se espera lo que voy a decir. Eleder, sí, sois hipócritas. Y lo siento mucho. Verás, realmente no se gana nada penalizando otra vez el aborto voluntario. Sólo se perderán vidas. Así como lo digo. Y no me llames folletinera, sabes que es verdad. Las personas que se lo pueden permitir (y no voy a ahondar en las creencias que tienen esas personas, por el respeto que tengo a tu inteligencia) abortarán igual. Pero en Londres o en clínicas aún más caras que las que hay ahora. Que es lo que sucede por ejemplo, en Portugal. Las que pueden, vienen a España o pagan en torno a mil euros. Las que no, van a "aborteras" o toman medicamentos peligrosos. No exagero, es una realidad.

Lo más gracioso es que yo no estoy a favor del aborto, ni creo que nadie lo esté. Estoy a favor del derecho a decidir. Como dice Eowyn, un embrión, científicamente, no es una persona. Para mí lo ideal sería que nadie, nunca, en ningún sitio tuviese que enfrentarse a esa decisión. Que no existiesen enfermedades o malformaciones (no puedes pedirle a nadie, en serio, que soporte esa carga, no todos pensamos que una vida de vegetal sea digna), ni violaciones (¿te imaginas lo que debe de ser? ¿alcanzas a imaginarlo?), ni niñas que no saben lo que hacen, ni madres solteras a las que se margina, ni madres (solteras o casadas) sin suficiente asistencia... Pero eso no es así. La vida es injusta y mala y muchas tienen que tomar esa decisión. Y yo, egoístamente, preferiría tener muchas opciones. Y si el aborto es una de ellas, que sea con médicos de verdad, con instrumental de verdad y esas cosas, no, como sucedía en este país, en cualquier sitio y con una percha de alambre.

Os llamo hipócritas porque lo sois. Constantemente nos obligáis a los demás a hacer cosas que no queremos, por vuestra fe y vuestras prerrogativas. ¿También por vuestra fe queréis obligarnos a los demás a actuar como vosotros en esta ocasión? No, muchas gracias. Ni yo ni nadie obliga a abortar, ni a no hacerlo, es lo que parece que se os escapa. ¿Para ti es inmoral? Vale, para otros no. Y, por cierto, estoy de acuerdo con que haya unos límites legales, por supuesto.
Sois hipócritas, además, por cerrar los ojos a la realidad. Los embarazos adolescentes se pueden prevenir con educación adecuada (es un hecho, no me digas que no). Educación como la que se imparte en "educación para la ciudadanía" y cosas como centros de planificación familiar (ah, en Madriz, gracias a Aguirre, la Cólera de Dior, están en manos de grupos católicos), a la que, evidentemente, os negáis con toda vuestra santa indignación moral. ¿No es eso hipocresía?

12:28 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Lothi, eres bienvenida siempre que quieras. Y estoy completamente de acuerdo con tus argumentos.

12:44 p. m.  
Blogger Eleder said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

6:39 p. m.  
Blogger Eleder said...

"Un ser humano no es tal en tanto en cuanto sus sistema nervioso no se ha desarrollado de manera que pueda vivir por sí mismo fuera del útero"

A partir de esta aseveración surgen la mayor parte de vuestros argumentos. Pero esta definición no es "de la ciencia", ni "lo demostrado": es un mero apriorismo. ¿Por qué la característica definitoria de un ser humano es "poder vivir fuera del útero"? Un bebé no puede sobrevivir fuera del útero si no es con ayuda de otros. Gracias a la medicina, cada vez son viables fetos de menos semanas. No existe en ningún país del mundo un "consenso científico" que no sea apriorístico. Hace poco leíamos en los periódicos a Peter Singer defender que algunos grandes simios debían ser considerados humanos, mientras que las personas con graves deficiencias mentales no debían ser considerados así. Estas ideas fueron el "consenso científico" en determinados regímenes del siglo XX, y sabemos lo que trajeron.

No es cierto que exista ningún "consenso científico" del que las personas religiosas huyan por apriorismos. Existe un debate abierto sobre cuándo comienza un feto a ser una persona con derechos iguales a los otros. Si en ese debate aceptamos la personalidad de los fetos tempranos, si finalmente se descubriera de alguna forma que no eran personas, efectivamente, habríamos sido causantes de mucho dolor en madres, en esos niños "no deseados", y en toda la sociedad. Pero si por el contrario aceptamos su no personalidad, y posteriormente descubrimos que sí eran personas, habremos sido causantes de la muerte de millones de personas inocentes.

Si viviera en Estados Unidos, mi fe me llevaría a defender la vida y a exigir el fin de la pena de muerte. A pesar de que algunos me dijeran que pretendo "prohibirles el derecho a decidir sobre la muerte de los criminales que la merecen". Pues sí, lo pretendería, porque indepndientemente de las ideas de cada uno, nadie puede decidir sobre la vida de otra persona. Haya ésta nacido o no.

6:41 p. m.  
Anonymous Lothi said...

Sobrevivir como sinónimo de viable, de "tener vida independiente de la madre", no que pueda subsistir por sí solo. No intentes Evidentemente *ningún* bebé, independientemente de su estado de maduración y de si el embarazo ha llegado a término puede sobrevivir por si mismo, no te preocupes.

Las trampas saduceas de equipararlo a la pena de muerte y las teorías nazis sobre lo que es o no humano no te van a servir.

¿Por qué no entras al trapo en el papel de la Iglesia en la (no)educación sexual?

De todas formas, volvemos a lo mismo. ¿Cuál es el mal menor? ¿Te parece menos reprobable condenar a una mujer (indudablemente, también es un ser humano) a cargar con un hijo que no desea? ¿Te parece menos reprobable que, cuando estaba penalizado el aborto porque era inmoral, el asesinato de bebés para salvaguardar el honor familiar estuviese menos penalizado que otro tipo de asesinato?

La verdad es que parece que estamos pidiendo una locura, cuando es el simple y sencillo derecho de disponer de nuestros cuerpos y nuestra sexualidad... ¿Qué será lo próximo? ¿Prohibir los anticonceptivos porque impiden la concepción de seres humanos que "podrían ser" y que yo (por ejemplo) no dejo que sean porque tomo la píldora?

12:41 a. m.  
Blogger Eleder said...

"¿Te parece menos reprobable condenar a una mujer (indudablemente, también es un ser humano) a cargar con un hijo que no desea?"

Y mis argumentos son "trampas saduceas", menos mal...

Pero sí, "condenar a esa mujer a cargar con un hijo que no desea" me parece menos reprobable que matar a ese hijo, es correcto.

Y si realmente prefieres creer que yo, personalmente, obtengo algún tipo de sádico placer haciendo que determinadas mujeres sufran, en vez de creer que lo que digo no es más que mi opinión, que no podemos jugar con la vida de seres humanos, entonces queda poco que discutir, evidentemente. (Por no hablar de lo de equiparar a un feto que, de forma natural, en pocos meses será alguien totalmente formado, que tiene ya corazón y pulmones, con un mero "producto de la imaginación", vaya)

12:06 p. m.  
Anonymous Lothi said...

Entiendo entonces que no estás en contra del resto de argumentos...

Righ-ho. Vamos por el final. El hecho de que se equipare a un feto con un "mero producto de la imaginación", como dices tú, no es cosa mía. Es de ya sabes quién. Por eso la Iglesia (y los que siguen sus enseñanzas) se oponen a los preservativos y otros métodos anticonceptivos. ¿Por qué? Pues no lo sé, pero tengo mis sospechas. Claro que eso sería otro debate alejado de éste.

Yo no he puesto ninguna trampa saducea. Sólo estaba explicando que hay dos cosas a proteger. Pero, bueno, me explico mejor... Allá voy:

En el tema del aborto hay dos bienes jurídicos a proteger. El primero, la integridad y salud tanto física como mental de la madre. Creo que nadie podrá discutir que un embarazo no deseado (por las razones que sean) provoca una situación de verdadera angustia para la madre. En otras ocasiones es un peligro físico real. (El otro supuesto es el aborto eugenésico, al que, entiendo, no te has opuesto, ya que no has dicho nada, así que como estamos de acuerdo, no ahondaré). El segundo bien jurídico es la vida del embrión. Y digo embrión y no feto. ¿Por qué? Porque con la ley actual (y excepto en el caso del aborto eugenésico) sólo se contempla la posibilidad de interrumpir un embarazo en la fase embrionaria, no en la fetal. Sí, en la fase en la que todavía no está realmente formado, y, como dijo Eowyn, no tiene aún el sistema nervioso no está completo.

¿Qué bien jurídico es superior? ¿El de un ser humano ya existente o el de un proyecto de ser humano? Para mí, claramente el primero. Para ti no. Muy bien. Pero sólo por eso tienes derecho a prohibir a los que no piensan como tú a ejercer su derecho. Esa es la única discusión real. (Ejemplo sencillo: Tienes derecho a protegerte. Tienes derecho a agredir a alguien si intenta herirte (¡físicamente! sólo físicamente XDDD). Sería inaceptable que un grupo de budistas (¿siguen propugnando la no violencia?) decidieran que el derecho a defenderse fuese ilegal y que, si te intentan asesinar, tuvieses que aguantarte.)

Por cierto, hablando de tu fe. ¿Cuál es la posición exacta de la Iglesia ante la pena de muerte?

1:15 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

La comunidad científica coincide en que, mientras no hay actividad cerebral, no se trata de un ser humano. Es un embrión, porque no puede sobrevivir fuera del útero por mucha ayuda médica que se le de.

Por supuesto, me refiero a la comunidad científica seria, no a quienes, como está ocurriendo en USA, se dedican a usar falaces argumentos pseudocientíficos para, por ejemplo, negar la evolución.

Se diferencia entre embrión y feto para dejar claras las diferencias de nivel de formación: el embrión no tiene ninguna posibilidad de seguir su desarrollo fuera del útero, ni tiene aún formados cerebro ni sistema nervioso que lo sustente. El feto, ya es otra historia.

El aborto es, debería ser, decisión de la mujer sin tener que dar explicaciones de ningún tipo durante el estado de embrión. Una vez sea feto, las razones para abortar serían las de malformación severa que impedirá al sujeto desarrollar una vida humana de verdad o que la vida de la madre corriese peligro de muerte.

A la hora de legislar, la ley debe tener en cuenta no el estado ideal según el cual nadie abortaría, sino afrontar el hecho real del aborto, y dar las mayores garantías a quienes lo practican: garantías sanitarias, garantías en tanto que se respetará su derecho a decidir. Todo eso es posible, siempre y cuando se separe la ley de las creencias religiosas o moralistas. La ley, como la ciencia, ha de ser laica. Basarse en la lógica, no en las creencias religiosas.

Y recordar, siempre recordar, que abortar legislar sobre el aborto no obliga a nadie a abortar, y que abortar es muy duro, decidirlo, hacerlo y sobrellevarlo.

Esto que va a continuación lo he sacado de un foro donde se debatía sobre lo mismo:

"Cómo se nota que la mayoría de los que dicen no al aborto y llaman asesinos a los que dicen sí, que jamás os habéis visto en la tesitura de tener que abortar porque no os quedaba más jodido remedio: era eso, o criar a un ser humano de verdad (no sólo un montón de células que fuera del útero materno no sobrevivirían por mucho que alguien se quisiera hacer cargo de ellas) en unas condiciones que tanto para la madre como para el nonato serían insostenibles. Pero, es más, mientras sólo se trate de un embrión, el hecho de no querer ser madre es motivo más que suficiente para abortar. Y aún así, es la decisión más difícil que jamás he tenido que tomar, y no le deseo a nadie tener que pasar por ella. Y no fue un polvo loco: usé anticonceptivos, pero no son eficaces al cien por cien. No tenéis ni idea de lo duro que es, de lo que se sufre antes, durante y después, de la frustración, la sensación de pérdida irremplazable... Para vosotros, el aborto es un acto egoista. No digo que no haya quien lo practique así: pero para la mayoría de nosotras se trata de un acto de responsabilidad, de saber que no estamos preparadas para ser madres, por las razones que sean. Y no conozco ni a una mujer que haya abortado por frivolidad. Ni una sola para quien no haya sido traumático. Ni una sola que no se hubiese puesto una mano en el vientre y hubiese deseado no tener que hacerlo. Sencillamente, no tenéis ni puta idea."

Lo he sacado de http://www.publico.es/040350/sacad/rosarios/ovarios

Una de las cosas que más me sorprenden de este debate es ver cómo para algunos ser responsables es no interrumpir el embarazo, aunque luego el niño acabe en un orfanato, a saber en qué manos, mientras que para otros lo es no ser madre si no se va a ser de verdad, con todas las consecuencias.

1:20 p. m.  
Blogger Elia said...

Hola a todos:

No pensaba intervenir en éste tipo de debates que jamás terminan bien. Pero bueno, diré una cosa y me callaré.

Yo estoy de acuerdo con Eleder. A lo mejor no coincidimos en todos los aspectos, pero la idea general es la misma.

Mi punto de vista es, que los seres humanos llevamos ahora una vida muy cómoda. Somos unos niños mimados del progreso, y la mayor parte de las cosas que creamos están pensadas para ser más felices y tener menos preocupaciones. Lo cual, me parece bien, hasta cierto punto. Ese cierto punto es la madre naturaleza. La que nos recuerda de vez en cuando, que nuestros actos tienen consecuencias.

A ver si me explico: hay muchas personas a las que les gusta esquiar. Para eso pagan un viaje, se compran los esquís, y procuran disfrutar al máximo de las vacaciones. Pero es un deporte que conlleva un riesgo (como casi todos). A veces alguno tiene un accidente: se rompen piernas, brazos, rabadillas (esa es posiblemente la lesión más patética y común xD). Es una consecuencia de esquiar, y un riesgo que corre el esquiador. La medicina moderna ha ayudado mucho a esas personas: una escayola y a casa. Sin embargo, a veces la situación no es tan fácil, y de una caída, puedes quedarte paralítico irrecuperable. Son cosas de la naturaleza, que a veces pueden pasar. Lo que pasa con esas personas es que se aguantan, y punto. Sufren, por supuesto, pero no tienen libertad de elección, porque saben que su decisión fue ir a esquiar, y ha salido mal.

¿Significa esto que no deban salir a esquiar nunca más y que la gente tiene que quedarse en casa de por vida para no tener problemas? Para nada. Hay que hacer lo que cada uno quiera, pero asumiendo el riesgo.

Con el sexo pasa algo parecido: es un deporte de riesgo. Nos gusta, nos proporciona una vida plena, y es satisfactorio. Pero tiene riesgos, y hay que asumirlos. Y si se produce un accidente, y para algo, me parece que hay que ser maduro para apechugar. ¿No fuimos lo suficientemente maduros, según nuestro criterio, para practicar el sexo y divertirnos? Deberíamos serlo igual para cargar con los resultados de nuestros actos, ya sean buenos o malos.

Lo que no se puede hacer es vivir como si nada de lo que hiciéramos tuviese jamás consecuencias. Porque la naturaleza es como es, y eso es algo que el ser humano no puede cambiar. En todo caso puede paliar las consecuencias con una escayola, un aborto, etc.

Cada uno es libre de elegir: lo que me gustaría creer es que las personas aprenden de sus errores y procuran no correr tantos riesgos la próxima vez. O que por lo menos reflexionen sobre lo que significan las cosas. Pero tengo la sensación de que no ocurre así. Creo que, como he dicho antes, somos niños mimados de esta sociedad. Queremos hacer lo que nos de la gana sin responsabilidades y que si sale mal venga “Papá medicina moderna” y nos salve el culo.

Por supuesto, si pudiéramos ayudar a todos esos paralíticos sin solución lo haríamos. Pero la diferencia con el aborto es el quid de la cuestión: si implica a otra vida o no. Eso ya es decisión de cada uno. Y digo “decisión de cada uno”, porque agarrarse a la comunidad científica es tan patético como agarrarse a lo que dice la religión. Cada uno debe pensar por si mismo y decidir, en vez de escurrir el bulto y ampararse en las instituciones.

Lo que más pena me da, es que aprovechéis la ocasión para meteros a saco con al religión católica, la iglesia y la fe de cada uno. ¿Se os ha ocurrido pensar que Eleder podría ser ateo o agnóstico o jedi o qué sé yo, y pensar igual? El hecho de que ataquéis su fe en vez de defender vuestra opinión con argumentos dice muy poco en vuestro favor (estoy haciendo uso del plural, pero que cada uno se sienta identificado de acuerdo con sus comentarios).

Habrá gente católica que apoye el aborto y gente no católica que no lo apruebe. Me parece un insulto para una persona considerar que sus opiniones son fruto de una religión y no de su inteligencia, sus reflexiones, su sensatez, de su buen juicio o incluso de su propia experiencia.

2:57 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Lo estaba hablando justo ahora con mi madre, mientras comíamos. El post, en principio, era una fabulación que quería hacer ver como la religión cristiana se basa en el dominio de unos sobre otros, en la imposición de criterios y normas. En relaciones de poder, en relaciones jerarquizadas entre las personas donde unos cuentan más que otros. La postura ante el aborto no era más que un ejemplo muy evidente de ese hecho. Hablaba de la religión católica porque es en ella en la que he nacido y me he desarrollado. Pero podemos poner como ejemplo la ablación que imponen otras religiones, y cuyos "científicos" no laicos aseguran que es beneficiosa para la mujer.

En mis siguientes comentarios, si te fijas, no he hablado de la religión, creo recordar. Ya me he ceñido al debate del aborto. Que el no al aborto se base muchas veces en creencias católicas, es inevitable, porque vivimos en un país que ha sido católico casi en su totalidad durante siglos, y donde no ser católico era perseguido. Si cada vez más escucháis protestas contra esa persecución, así como planteamientos laicos contrarios a los dictados de vuestra religión, es porque afortunadamente estamos avanzando.
Sabéis que yo no persigo a los cristianos, que respeto su derecho a creer en lo que quieran (como a cualquier otro creyente). Pero no se puede confundir respetar vuestro derecho a creer con que los laicos no planteemos nuestras creencias, que sustentamos muchas veces en una base común con vosotros, la filosofía aristotélica que precede al cristianismo, pero también en lo que la ciencia nos está enseñando del mundo y de nosotros mismos.

Tienes que entender que para mí, como para cualquier ateo laico, las religiones son todas iguales desde un punto de vista estructural: creencias basadas en explicaciones míticas, y que dado que desde pequeños os las venden como la verdad indiscutible, asumismos que es muy difícil, por no decir totalmente imposible, que establezcáis un debate de verdad. Y, sin embargo, debatimos. Lo que dices de que no nos basemos en la ciencia para tomar nuestras decisiones es una barbaridad de lo más demagógica. Y es equiparar a la ciencia con la religión, cuando son dos cosas tan distintas. Cómo lo es que muestres esa superioridad moral que tan claramente refleja la relación jerarquizada de vuestra religión cuando dices que te damos "pena". Te podría decir que me da pena que dejes que otros hayan decidido por ti qué pensar, establecer que es bueno o malo, etc., pero te respeto demasiado como ser humano, como mi igual, para hacer algo así. Si te digo la verdad, para mí todas las religiones son sectas, y como tales habría que tratar de librarnos de ellas. Para mí, el ser humano no se desarrollará plenamente hasta que no se libere de los mitos, hasta que no se enfrente a la vida con la razón, en vez de bajo el ala paternalista de la religión. Pero también sé que la religión es para muchos consuelo, ayuda, etc.El ser humano no será "mayor de edad" hasta que no asuma que sólo se tiene a sí mismo, para lo bueno y para lo malo.

Respecto a lo de asumir las consecuencias, el aborto es un modo de hacerlo. Una forma responsable, porque traer una vida al mundo no es algo que deba hacerse a la ligera o porque te ha tocado la china. Y, no es por nada, pero aparte de que abortar es de todo menos "cómodo", el aborto se lleva practicando desde que el hombre es hombre, no es algo de ahora que "contamos con la ayuda de la ciencia". Como con las amputaciones, ahora se hacen con menos peligro en el proceso.

Respecto a lo de la naturaleza: de acuerdo, de ahora en adelante, deberíamos volver a ser totalmente naturales... Natural es que el ser humano use su inteligencia para mejorar sus condiciones de vida, para sobrevivir y hasta vivir. Las creencias son tan naturales como los avances científicos. Pensar es para los humanos lo más natural del mundo. Decidir que no se quiere ser madre porque no se quiere asumir esa responsabilidad, porque se sabe que no se le va a dar a ese posible hijo lo que debería tener (un hogar en condiciones, un amor nacido del deseo de tener ese hijo, etc.), me parece de lo más natural y responsable. Irrespondable me resulta traer un niño al mundo para que se crie en un ambiente hostil desde el momento en que abre los ojos.
Estoy de acuerdo contigo en que uno ha de elegir y apechugar con su decisión, y apreder de los errores. Pero, ojo: no des por sentado que quienes abortan lo hacen siempre porque se tomaron el sexo como un deporte.

4:04 p. m.  
Blogger Elia said...

Éowyn, ¿seguro que has leído mi comentario?

Porque no sé a quién estás contestando. Me imagino que a mí, pero no me siento nada identificada con tu respuesta.

Primero, porque parece un ataque, y me parecería injusto, porque yo no he atacdo a nadie, sólo he expuesto mi opinión.

Segundo, porque ya dije que si no habías utilizado el argumento de la religión, no te sientieras identificada con mi crítica.

Y tercero, porque no he impuesto nada. Pero como veo que no se me ha entendido, seré más clara:

1- Estoy a favor de que cada uno haga lo que le de la gana, aunque yo no comparta sus decisiones.

2- No estoy en contra de la ley del aborto, porque creo que cada uno es libre de decidir, aunque yo no quiera utilizar ese derecho.

3- No creo que todos los cristianos seamos iguales, ni nos basemos en la religión para sustentar nuestras opiniones. Opino que, independientemente de nuestras creencias, podemos pensar por nosotros mismos. Que tenga fe en un ser superior al que llame "Dios" no significa que sea estúpida, ni que no reflexione sobre las cosas, o que me hayan programado para pensar de una manera.

4- No equiparo la ciencia a la religión. Lo que digo es que somos libres para actuar y pensar, y que cuando una persona se plantee abortar debe decidir si para ella es un ser vivo o no. Me explico: aunque la comunidad científica diga que no es vida hasta X días no significa que para mí/tí/Perry no lo sea. Cada uno debe decidir si para él el puñado de células son vida o no. Y eso es decisión de cada uno, no de la Comunidad Científica ni de los católicos. Ni más ni menos.

En resumen, que no creo que haya dicho nada como para que saltaras con esa respuesta. Me parece que sólo he explicado mi punto de vista. Nunca he dicho que se tenga que imponer lo que pienso. De hecho, defiendo que cada uno haga lo que le de la gana. Aunque no comparta sus decisiones.

P.D. Por cierto, si de verdad respetas a los cristianos, creo que sería bueno que no denominaras a su religión "secta".

9:23 p. m.  
Anonymous Lothi said...

Si estás de acuerdo en que cada uno actúe según su conciencia, no discrepas de lo que decimos Eowyn o yo. No hay debate. El debate es que se quiera imponer la penalización absoluta del aborto a todas, independientemente de su criterio. Por eso me revienta que se nos llame "pro-aborto", cuando el término es "pro-elección", "pro-choice"

Y tiene razón Eowyn otra vez: no todas las que abortan lo hacen porque fueron irresponsables y "esquiaron sin casco". ¡Ojalá fuese así!

Me resulta incomprensible que te parezca un insulto que pensemos que las opiniones tienen que ver con las creencias. Es un hecho que cualquier creencia mediatiza tus opiniones.Y eso es respetable. Es como decir que te parece un insulto que digamos que cada uno opina en función de las expericiencias vitales que ha tenido.

Y, no sé, Eleder, manifiéstate. ¿Te has sentido agredido en tu religión y tu fe? La verdad es que me sorprende mucho como cualquier crítica que se hace, aunque no afecte a la religión en sí misma, si no a posiciones morales que toman, parece que es producto de una conspiración antiIglesia. Debe ser que pedir que la fe sea algo personal, y que la Iglesia se mantenga separada del Estado y sus decisiones es gravemente ofensivo.

De todas formas, cada vez que oigo a cristianos que no están de acuerdo con las doctrinas de su fe y lo proclaman alegremente, además, me viene a la memoria una amiga que dice que ser cristiano no es como ser otras cosas. No puedes elegir lo que te gusta de esa religión y olvidarte del resto. Va todo unido... (Ella si es cristiana, por cierto).

9:28 p. m.  
Blogger Eleder said...

"Cada uno debe decidir si para él el puñado de células son vida o no"

Esto, para mí, es equivalente a "cada uno debe decidir qué ser tiene derecho a la vida y qué no". Por mucho que en el debate se saquen aspectos colaterales, éste es el único punto diferenciador: que vosotras opináis que existe un "consenso mundial" sobre cuándo ese ser que es el feto merece derechos humanos y cuándo no, mientras que yo sostengo que, dado que ese consenso no existe, siempre hay que interpretarlo a favor de la opción de la vida (la que supondría un menor daño a seres inocentes en caso de equivocarnos).

Quienes hablan de "imposición" parecen olvidar que la Iglesia no va a levantarse en armas contra el poder civil, y que lo que hace es proponer a la sociedad una opción que no se "impondrá" si no es por la fuerza de los votos. Mientras esto no llegue, seguiremos opinando que vivimos en un Estado que permite la muerte de inocentes, pero no "impondremos" nada.

Y si llegara a votarse el respeto de la dignidad del feto como ser humano con derechos, vuestra libertad se vería tan cercenada como la libertad de cualquiera que considerara que otro tipo de personas tampoco merecen esos derechos. Por ejemplo, el Peter Singer este, que vería "cercenado su derecho" a experimentar con deficientes mentales porque para él, "la ciencia" dictamina que no merecen ese derecho. El relativismo moral es una cosa, pero el expandir ese relativismo para que nos permita incluso disponer de la vida o la muerte de otros según nuestra opinión sobre si la merecen o no, me parece impresionante.

6:00 p. m.  
Blogger Hic Sunt Dracones said...

"Esto, para mí, es equivalente a "cada uno debe decidir qué ser tiene derecho a la vida y qué no". "

Bueno, se está asumiendo en tu frase que ese puñado de células es un ser único y vivo. Ahí está el problema. Evidentemente ese puñado de células son vida, pero como también puede serlo, por ejemplo, un puñado de levadura. La Iglesia no es quien científicamente hablando como para decir que un puñado de células es un humano. Según eso, cada eyaculación en vano supone un genocidio en masa, por poner un ejemplo. Y convendrás conmigo en que eso no es así.

El problema, desde mi punto de vista, es que la Iglesia se mete en todos los cocidos, dado que su vocación es, precisamente, meterse en ellos. Pero acerca de algunos cocidos, simplemente, no está cualificada para opinar, por mucho que sea infalible por propia definición.

"dado que ese consenso no existe, siempre hay que interpretarlo a favor de ..."
eso quiere decir que, como jamás va a existir consenso, hay que interpretarlo todo de la forma más extrema? Por que, por ejemplo, según ese argumento, como nunca habrá consenso acerca de, digamos, la existencia de Dios, hemos de optar por que no existe, que a fin de cuentas puede ser lo que a mi me guste. O a favor de que si existe, que también puede ser lo que a mi me guste. No, decididamente el que haya consenso o no en un tema no es lo que ha de decidir la discusión, mi mucho menos ha de llevar a tomar las decisiones.

"Y si llegara a votarse el respeto de la dignidad del feto como ser humano con derechos ..."
y si llegara a votarse si Dios existe en mi comunidad de vecinos qué pasaría?

Por otro lado, lo de prohibir los abortos para decir 'si te has arriesgado, te aguantas' que se ha comentado más arriba, me parece tan extraño como prohibir los cinturones de seguridad en el coche. Ah, si tienes un accidente te matas, no haberte montado!

12:37 a. m.  
Blogger Hic Sunt Dracones said...

Por cierto, un saludo a la dueña del blog, a la que no tengo el placer de conocer, pero si tenemos amigos comunes!

12:39 a. m.  
Anonymous Lothi said...

"dado que ese consenso no existe, siempre hay que interpretarlo a favor de ..."

¿Y por qué interpretarlo a favor de algo que no es seguro que sea, en detrimento de la mujer, que ya es?

Sobre:
"Quienes hablan de "imposición" parecen olvidar que la Iglesia no va a levantarse en armas contra el poder civil, y que lo que hace es proponer a la sociedad una opción que no se "impondrá" si no es por la fuerza de los votos. Mientras esto no llegue, seguiremos opinando que vivimos en un Estado que permite la muerte de inocentes, pero no "impondremos" nada."

Decir que la Iglesia no impone nada me parece bastante... hmmm... incalificable. Impone, impone, y no sólo en España (escudándose en un Concordato preconstitucional, recuerdo), si no también en la ONU (tienen derecho al veto, cosa que perjudica las políticas de prevención del Sida en África; y el Estado Vaticano aún no firmado la Declaración de Derechos Humanos)... En fin. Por cierto, que aunque el PP ganase las elecciones, no cambiarán la ley del aborto. No lo hicieron con la del divorcio (esa ante la que también se escandalizaron enormemente). Puedes votar a Democracia Nacional, por ejemplo, que lo llevan en su programa, y así votarías en conciencia.

El problema de raíz no se va a solucionar nunca si se siguen viendo y promocionando comportamientos y educaciones como los de los adolescentes entrevistados en Cuatro hace no mucho...

1:34 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Nunca antes este blog había tenido tantos comentarios...

A ver, que hay muchas contribuciones. No sé porque ves un ataque, Elia, porque no lo es. De hecho, a mí me pareció un ataque lo de que te diésemos "pena". Lo de aclarar que yo usaba el argumento de la religión, pues oye, ante tanta incisión en el tema, quise decir algo. Y al hablar de imponer no hablaba explícitamente de ti. Hablaba de las posturas antiaborto.

Respecto a lo de no basaros en la religión que profesáis, quienes la profesan, me parece sencillamente muy difícil: uno va formando sus opiniones con todo lo que alimenta su mente. Me cuesta creer que un creyente católico escape completamente en sus opiniones a lo s contenidos en que ha sido formado. Para determinados creyentes, esa influencia puede ser total. Si no es tu caso, me alegro.

Pues para formarme esa opinión de si es o no ser vivo, yo pido referencias a la ciencia. Luego, claro está, decido por mí misma. No hago lo que me dice la ciencia, si era eso lo que di a entender.

Sobre lo de secta: respeto a los individuos, que son cristianos, mahometanios, etc. Respeto su derecho a creer en lo que quieran. Pero eso no quita para que las religiones, todas, por más bien vistas y aceptadas que estén, dejen de ser sectas. El tabaco está aceptado, lo fuma muchísima gente, pero sigue siendo una droga.

Sobre lo demás, pues decir que estoy de acuerdo con Lothi e Hic Sunt Dracones, que ya han dicho lo que yo hubiese podido aportar de nuevo.

Hablando con una madre que está, además, embarazada ahora mismo, ella planteaba que ningún niño se merece nacer en un entorno donde no es verdaderamente deseado y donde no va a recibir todo el amor y apoyo que realmente necesita. Un niño al que a lo peor, en un futuro, sus progenitores le dicen o hacen sentir que sobra, que por su causa sus padres se perdieron algo, tuvieron que cambiar toda su vida, etc. Ningún niño se merece eso. Desgraciadamente, muchos niños "penalty" acaban sufriendo de abandono, malos tratos y todo tipo de carencias. Yo, prefiero antes decidir abortar cuando aún no es más que un embrión, que darle una vida que no sea completamente la que merece. Que ningún niño sufra eso.

3:13 p. m.  
Blogger Oron said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

7:26 p. m.  
Blogger Oron said...

Llevo bastante tiempo leyendo los comentarios y creo que ha llegado la hora de decir algo. Sé que lo que voy a decir no es nada nuevo, ni nada creativo, pero bueno, al meollo:

No es extraño en absoluto que haya gente que prefiera no permitir que se mate a un puñado de células, esto es simplemente una cuestión que yace en lo más profundo de nuestra naturaleza.

Pondré por ejemplo una situación planteada en un programa de redes, en este programa se ponían dos situaciones en las que un ser humano se veía obligado a matar una persona para salvar a más personas.

Ejemplo 1: Un tren marcha hacia 5 personas, supongamos que podemos desviar ese tren con un cambio de via. Pero este cambio de via matará a una sola persona.

Ejemplo 2: Somos un médico y tenemos 5 personas que necesitan un transplante urgente(Cada una de un órgano distinto) o morirán en pocas horas, y no podremos conseguir los órganos necesarios, pero hay una persona sana en la sala. Si usamos a esa persona, salvaremos a 5.

¿son ambas situaciones moralmente licitas?

Si habeis contestado si y no respectivamente, es lo más habitual, todo el mundo titubea en el segundo ejemplo.

Nos resistimos por instinto a acabar con otra vida humana, o bien no sabemos que hacer.

Sin embargo, esto no da pie a una respuesta afirmativa al tema del aborto, más bien pone de manifiesto un hecho de nuestra propia naturaleza.

Si partimos del hecho de que el embrión no es un ser humano, podemos afirmar que se puede abortar si este representa un peligro para la madre o no pudiese ser mantenido por esta.

Si pensamos que es un ser humano, es efectivamente asesinato.

Sin embargo un puñado de células no es un ser humano en el sentido de que piense o tenga una personalidad. La comunidad cientifica no se pone deacuerdo en este aspecto, aunque es evidente que el sistema nervioso es nuestra manera de sentir el mundo y dónde reside nuestro yo físicamente, de tal forma que sin él no puede haber un ser humano.

Que tenga el potencial de ser humano no le confiere una cualidad de ser sapiente, que es de lo que va precisamente todo esto.

No, yo no apoyo la matanza indiscrimanada de proto-niños, apruebo el derecho a decidir, si la causa va deacuerdo a la ley, y el caso se ha estudiado previamente, porque cada caso es un mundo, y debe ser estudiado por separado.

Si se emite tal juicio en general es un problema, la ley deberá ser clara en este aspecto además del criterio de cada caso, tampoco es ir repartiendo abortos como si de caramelos se tratase.

Porque una cosa está clara, las leyes se pueden infringir, y no deben ser tomadas como universales, porque no todos somos iguales (aunque tengamos igualdad de derechos) debiendo siempre operarse hacia el minimo daño posible. De tal forma que el aborto no es razón suficiente para justificar la muerte por otras causas.

¿Cómo se calcula ese daño mínimo?

Eso ya no lo sé, pero debe haber una forma, de eso estoy seguro.

De todos modos ningún niño debe venir a este mundo para malvivir, eso si es cruel.

¿Como sabemos si va a malvivir?

Esta pregunta es de nuevo una valoración moral de la que tampoco tengo muy claro como hacerlo, en algunos casos estará claro en otros no, pero nunca habrá una regla general.

7:29 p. m.  
Blogger Ukyo said...

TOCTOC

..Hola Eöwin ^,^ ¿Me dejas pasar?

..Para variar la tónica general de las respuestas, yo NO voy a dar una OPINIÓN. Y como tiendo a divagar demasiado, me limitaré a esquematizar lo que sé y entiendo puede aportar algo.

..1.-La ciencia NO tiene ningún consenso sobre lo que es el ser humano. De hecho, no es una pregunta que pueda responder, y me estáis mareando un poco con el tema ;P

..La ciencia explica el universo por medio de modelos funcionales. Se dedica a eso y le va bien. ¿Por qué le hacéis preguntas que no son científicas? Qué es un ser humano es una esencia, y la ciencia no tiene herramientas para hablar de la esencia de las cosas. Es como preguntarle sobre Dios, o sobre la idea de belleza.

..2.- Somos ya bastante mayorcitos como para estar defendiendo semejante relativismo. La cuestión NO ES qué opina cada cual sobre qué es un ser humano y qué no lo es. Joder, luego decís por ahí que Nietzsche era nihilista. A su lado dais pavor.

..Que el aborto sea o no un homicidio tiene una sóla respuesta, y no dependerá (como bien dice Fëanor) sobre lo que hayamos votado en mi vecindario.

..3.- La solución "oficial" al debate es una y está muy bien especificada. A quien no le guste que tome las medidas oportunas para cambiarlo. Es lo bueno del estado de derecho. Esta es:

..A nadie le parece bonito y divertido abortar, pero es una realidad social que se va a dar de todos modos, con riesgos para la salud y fomentando todo un mercado negro debido al desamparo legal -cuando se da-. Regularlo es lo único que puede hacerse.

..Y a la hora de regularlo, se valora actuar entre dos males: matar un conjunto de células con potencialidad de ser humano, o joderle la vida a uno (o muchos) bien formaditos. Se modula la respuesta en función de las circunstancias, claro (9 meses no son un puñado de células; una chica violada no podrá JAMÁS ofrecer una vida normal a su hijo).

..La realidad legal no es una verdad trascendente ni nada por el estilo, claro. Pero responde a las necesidades sociales. Y es por la sociedad por la que surgen estos problemas. Vamos a resolverlos.

..Creo que hay mucho que decir a partir de aquí... Lo que no tiene sentido es ir dando palos de ciego.

1:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home