viernes, agosto 24, 2007

COMO UN GRANO EN EL... ¿CULO?

Si bien es cierto que un grano en el culo puede ser molesto o, si pilla justo en donde roza el elástico de la braga, doloroso, debo decir con absoluta convicción que los granos verdaderamente molestos no son los del culo.

Un grano molesto es ese que te sale en mitad de la cara, seboso, grande y blanquecino, justo la noche antes de la mereth, rol en vivo, boda o cita con el posible hombre tú-perfecto*. Si, encima, te sale en una ceja, las probabilidades de que además de molesto sea doloroso están casi garantizadas. Si la nariz es el lugar elegido, encima se vuelve humillante e incitador de bromas jocosas, amén de muy difícil de disimular. Si cae en la zona donde se apoyan las gafas, probablemente se reproduzca y sus hermanitos o hijitos se expandan alegremente por el resto de la cara. Y hablando de dificultad en disimularlo, ni os digo ya la barbilla, donde el hueso ayuda a que sobresalga cual pendón o estandarte, aunque al menos ahí, si te da por reventarlo, tienes punto de apoyo y los daños colaterales serán menores, porque si te sale en la mejilla... La hemos liado. Esa zona se enrojece cual faz de guerrero berserker en pleno grito de guerra, y si tratas de explotarlo, se te inflama el pómulo entero que igual te hubiese dado que te diesen un puñetazo en una bronca en la taberna. Además, las marcas tardan más en quitarse, hay más riesgo de expansión demográfica y estorban especialmente al maquillaje. Aunque, quizá, los que más afean de todos los granos en la cara, son los que salen por encima del labio superior, es decir, en el bigote. Con los pelitos (o pelazos, depende de quien), son más difíciles de disimular, los pelos encaramados a su cima destacan como el torero en la plaza, si tratas de reventarlo prepárate a llorar, porque ahí duelen a rabiar, y si lo consigues, la hinchazón durará como mínimo horas. En grano en el bigote es, sin lugar a dudas, el "premio gordo".

Lo dicho. Por favor, el próximo grano pre-evento que me tenga que salir, haga el favor de hacerlo en el culo, donde pase completamente desapercibido.

Zirbêth, reflexiva XD.

*Tu-perfecto: siempre que digo lo del hombre perfecto, alguien me sale con lo de que no existen, porque tiende a interpretarlo como perfecto para todas, para el mundo, etc. Así que acuño este palabro, que quiere decir "el hombre perfecto para mi y mis circunstancias".

4 Comments:

Blogger Finduilas said...

Jaja, muy buena reflexión, tienes toda la razón del mundo. He llegao hasta tu blog desde el de Beregond, pero me gusta, creo que te leeré más a menduo (con tu permiso, claro)
Un saludo desde la ciudad del Anduin

9:10 p. m.  
Anonymous Anonimo Indiscreto said...

Perdona este comentario, pero, créeme que te hablo con conocimiento de causa y... ¡no sabes lo que pides!

8:46 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Hola Finduilas, y bienvenida. Me alegra que te guste el blog (o, al menos, el post) y no me pidas permiso: es un honor.

Anonimo Indiscreto: ¿seguro que hablas de granos? ¿No estarás pensando en una fístula? En mi experiencia, me quedo con lo dicho.

9:55 a. m.  
Anonymous Anonimo Indiscreto said...

Supongo que la pregunta es retórica, ¿no? Gracias a Dios no era una fístula, pero te ahorraré los detalles...

3:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home