jueves, mayo 03, 2007

PEREZA Y DESEO

Iba yo toda ufana a titular el post "Desidia y deseo", y va la Real Academia Española y me chafa el plan. Al parecer, desidia significa negligencia, inercia. Y no hacer el vago, que era lo que yo pensaba. Con lo bien que quedaban las dos palabras juntas, con sus flamantes "des" iniciales, y sus "eses" intermedias. Eran casi paralelas perfectas. Pero nada.

Mientras la Real Academia hace las pertinentes modificaciones, yo me apañaré con "pereza", que no queda tan bonita pero, las cosas como son, significa exactamente lo que yo quiero. La semántica es una parte fundamental de nuestras vidas, por más que la televisión se dedique a permitir y fomentar el continuo apaleamiento de nuestra lengua.

La pega es que, con tanto cambio y tanto adaptarme a las circunstancias, ya no sé qué demonios quería yo contar. O, bueno, sí el qué, pero no el cómo. Y la gracia está en el cómo. Porque el qué os lo resumo en una frase: qué pocas ganas de hacer nada tengo, y cuantas ganas de... De hablar de metafísica, ya sabéis.

La primavera, la la la.

Zirbêth, dispersa.

1 Comments:

Anonymous Vicent said...

Aprovecha la época red bull.

9:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home