viernes, marzo 02, 2007

TIEMPOS MEJORES

Viviendo aún en Valinor, pasé un verano en Númenor, cosa de mes y medio, trabajando de socorrista, una vez más. Y, como siempre que ejerzo al borde de una piscina, tenía conmigo una libreta donde escribía cuando el cuerpo me lo pedía.

Ese verano fue de lo más fructífero. Mi cerebro, estresado emocionalmente como lo estuvo durante todo el tiempo de aquella relación, estaba, sin embargo, de lo más creativo. De ese mes piscinero son el principio de una obra de teatro y el guión técnico de un corto largo.

La obra de teatro sigue en fase de creación, paralizada desde entonces, pues respondió a una inspiración muy concreta tras leer el Ayax de Sófocles, y está escrita en ese mismo estilo y lenguaje. Empieza así:

"ULMO: De siempre, hijo de Earendil, te he visto serio y reflexivo, vigilante para con los pasos del Enemigo Oscuro. Y ahora te veo frente al campamento de Isildur, desde hace tanto rato caminando a la orilla de mis aguas, arriba y abajo, meditando preocupado. Bien te guía tu corazón, pues dentro el Hombre, con la mirada perdida y las entrañas hirviendo de ambición, ha sucumbido a la astucia del Enemigo, una vez más. No sigas cavilando y dime qué duda te corroe. Yo todo lo vi y podré informarte.

ELROND: Ulmo, valar que me es más querido. ¡Qué clara escucho tu voz desde las aguas cristalinas! ¡Y cómo se apodera de ella mi corazón, aunque mis ojos no alcancen a verte! Bien sabes que mis pensamientos siguen fijos en la maldad del Enemigo y en quien, ¡ay!, se ha convertido en su nueva herramienta. Porque es increíble lo que nos hizo apenas acabada la guerra que creímos ganada, aquel bajo quien precisamente nuestras esperanzas de victoria tomaron forma. Isildur, hijo menos de Elendil, heredero de los hombres fieles de la perdida Númenor, ha caído en la sombra, y la perfidia del Enemigo ha infectado de avaricia su corazón. Pues has de saber que ha guardado para sí el artefacto del Señor Oscuro, el Anillo Único, en vez de arrojarlo a los fuegos del Monte del Destino, para que el poder y la esencia de Sauron que contiene se destruyeran, y eliminar así completamente su amenaza sobre los Pueblos Libres de la Tierra Media. Pues mientras exista el Anillo ninguna victoria será definitiva.

ULMO: Lo sabía, Elrond, y por ello hace tiempo que me puse en camino para tratar de protegerlos.

ELROND: Dime pues, mi señor, si son ciertos mis temores."

Es bastante más larga, por supuesto, pero está inconclusa. Hay un guión de como ha de transcurrir todo, aunque necesito revisarlo. El otro día pasé a limpio la libreta y había cosas que ya no me gustaban y que necesito cambiar... cuando encuentre la versión del Ayax que me leí, pues fue su estilo y lenguaje, que ya he mencionado, lo que me inspiró esta obra que, ojalá, algún día terminaré y llevaré a escena: Isildur.

Pero que yo escriba algo así no es tan sorprendente como otra cosa que encontré entre las páginas de la libreta. Son unas notas de algo que debía estar relacionado con la lectura del momento. Las transcribo a continuación.

"Filosofía de la conciencia

I-- cosificación
I
I
I acción racional con respecto a fines ----> teleológica
I considerar racional sólo lo útil como mercancía
I-->lo que tiene valor de cambio

razón comunicativa:
- funciones discursivas: pretensiones de validez de los argumentos
- relación hablante-mundo: reclamo de validez

racionalidad comunicativa: el pensamiento es radicalmente dialógico

-----------------------------------------------------------------------

Racionalidad de la acción social:
- Es racional lo que se puede argumentar.
- Se pueden argumentar las cuestiones práctico-morales y práctico estéticas (no sólo las cognitivas).
- La argumentación es posible porque existenten pretensiones de validez de esos argumentos relativas a tres campos:
- ciencia-técnica,
- moral-derecho,
- arte."

Cuando lo encontré me quedé alucinada. Si alguno se ha perdido, que no se apure: yo también me perdí... Y esa es la cuestión. Lo que me pasa, esta enfermedad, lleva consigo un deterioro mental limitador y frustrante a partes iguales. Cuando me leí en estas palabras, de mi puño y letra, juro que no me reconocí. Me quedé alucinada de que yo en algún momento hubiese podido llegar a esas conclusiones. O, tal vez, no eran conclusiones, sino un esquema de algo que estaba leyendo (eso sería mucho más probable). Pero, aún así, era algo que me interesaba, que leía en ese mnomento, que quería aprender.

Quien me ha visto y quien me ve... Espero volver a ser ese yo de entonces en algún momento futuro.

Zirbêth.

1 Comments:

Blogger Ohdiosa said...

lo de la obra de teatro...hay momentos y momentos...¿cuantas veces habré comenzado a escribir algo y cuando he querido retomarlo me ha sido imposible? cada cosa tiene su moemnto y si este pasa no se puede volver a enganchar....

con respecto a los pensamientos filosoficos..a mi tambien me ha pasado, encontrar un papel de hace años con unas cuantas frases escritas y acabar casi convencida de que aunqeu la letra era mia era imposible que eso hubiese salido de mi cabeza...

un beso

12:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home