jueves, diciembre 07, 2006

ANTROS DE VICIO Y PERVERSIÓN

Son de tres tipos, siempre enfocados a una servidora:

1. Las librerías. De verdad, es que me puedo tirar horas y horas mirando, buscando, deleitándome, y es difícil que salga con las manos vacías (si llevo dinero, se entiende).

2. Las tiendas de telas. Estas son algo menos arriesgadas, porque no siempre tienen algo que me inspire. Pero si lo hay, y llevo dinero... ay, ay, ay.

3. Establecimientos de comidas en general, y de dulces en particular. Estos, con el doble peligro de que gastas y engordas. Dos en uno.

Por lo demás, afortunadamente, suelo escapar a los reclamos consumistas y no gastar. No soy una fashion victim, de esas que salen a comprar ropa cada dos por tres. Tampoco me ha dado por coleccionar cartas de Magic, ni figuritas de Warhammer. Puedo pasar olímpicamente de cambiar mi imagen en la pelu durante meses y meses, y desde que hace casi diez años compré una depiladora eléctrica, sólo voy a la esteticista para las axilas, casi siempre en verano. Tampoco soy de las que se maquille, y las pocas pinturicas que tengo, son casi todas de todo a cien. Colonias, uso las que me regalan, y casi siempre se me olvida. Además, con lo grandota y llamativa que soy, tampoco soy de las que se ponga collares, pulseras y demás: me da la sensación de que soy un árbol de Navidad. Y, para acabar (vamos, que no se me ocurre nada más), desde que me aboné a aloe vera plús, no gasto en cremas prácticamente nada. Si acaso, Neutrógena para los casos de emergencia. Pero me dura años, así que...

En resumen: que hoy he ido a terapia, y a la salida, me he pasado por la tienda de telas, que ya hacía mucho que no iba con más de diez minutos de tiempo. ¡¡¡Y me he inspirado!!! Lo escribo así, entre exclamaciones, porque las últimas veces que he ido no se me ha ocurrido nada. No por falta de telas, sino por mi penoso estado mental.

Mis adquisiciones: una especie de loneta suave y gustosa, de un azul profundo (que no marino, ni oscuro), un punto con dibujo calado, como en ochos o... no sé describirlo mejor, un cuarto de tono más oscuro: juntos harán un precioso vestido. Había cinco metros de terciopelo de aguas elástico negro, perfecto para una falda o una capa, o ambas cosas. Y, finalmente, una tela de tapicería también como terciopelo, pero de un azul entre eléctrico y turquesa, con el que me voy a hacer un vestido que pienso usar para ir a la calle: es un patrón de una revista a la moda. Y es que ahora mismo vivimos en una época perfecta para los frikis: lo mismo se llevan los tejanos y un jersey, que te puedes poner un abrigo tal que una casaca rusa, ir cual militar del siglo XIX, unos corpiños del XVIII, faldas años cincuenta, con cancán y todo, y así ad infinitum. Lo dicho, una gozada para los frikis.

Zirbêth.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Compartimos el primero de los antros de vicio. Y es que en las librerías, con sólo pasar viendo los estantes y hojeando algunos libros puedo pasar entretenido.En el segundo, pues nada de nada y en el tercero, pues de vez en cuando peco.

Y no creo que parezcás árbol de navidad. Eres alta pero no pienso que te mirarías tan llamativa si te pusieras algún detallito, pero te lo dejo a tu gusto.

No me queda claro si las telas son para trajes "de diario" o si son para tus famosos trajes de época.

Un abrazo

7:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Compartimos el primero de los antros de vicio. Y es que en las librerías, con sólo pasar viendo los estantes y hojeando algunos libros puedo pasar entretenido.En el segundo, pues nada de nada y en el tercero, pues de vez en cuando peco.

Y no creo que parezcás árbol de navidad. Eres alta pero no pienso que te mirarías tan llamativa si te pusieras algún detallito, pero te lo dejo a tu gusto.

No me queda claro si las telas son para trajes "de diario" o si son para tus famosos trajes de época.

Un abrazo

7:35 p. m.  
Blogger Baya de Oro said...

y no te gustan los mercaditos? son un vicio....

Baya, con 2 pijamas horterísimas pero abrigados, 4 camisetas de felpa hipergruesas, un chandal horroroso pero calentito y dos mallas de bakalera de tejido polar...lista para ir al pueblo. :D

1:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home