martes, abril 26, 2005

NERVIOS

Estoy bastante nerviosa últimamente. Quedan tan sólo cuatro días para el evento de este año y, aunque puede que en parte mis nervios sean empático-solidarios, pues es la gran fecha del elfo y la tensión se puede cortar con un cuchillo (de sierra), por otra parte creo que la cosa es de producción casera.

Hace dos años que no voy a un rol en vivo, más de dos años en realidad, como jugadora, desde Las bodas de Dolira, allá por Octubre o Noviembre del 2002. Y, como diría cierta montaraz que conozco "hola, hola, hola, estoy muu nerviosa". Los preparativos están casi terminados y supongo que, entre hoy y mañana, lo dejaré todo listo. Aún así, necesito ir a la pelu a teñir, cortar, peinar (cosa que no hago desde hace unos dos meses), necesito deshacerme de los pelos sobrantes, unos tapones de los oídos por si alguien roncase y terminar una túnica. Eso y conseguir dormir decentemente.

Seguro que de los nervios algo de peso estoy perdiendo. Además, puede que mis nervios se deban en parte a un consumo de cacacola que no suelo hacer. No importa que sea un vaso al día, o dos, pero para mi sistema nervioso es más que suficiente. Tal vez me pase hoy por la farmacia y arramble con un par de cajas de valeriana para compensar. Pero debería dejar "las drogas".

Y estoy algo confusa. Confusa y nerviosa, menuda mezcla. Un hormigueo me recorre el estómago y, a ratos, la columna vertebral (aunque esto último puede ser frío). Creo que estoy dando un paso es eso que tanto me recomienda Odyseo (y más gente) de olvidar. Se podría decir que he entrado en una segunda fase, aunque tampoco ésta me agrada demasiado. Digamos, sólo, que ahora cuando le veo ya no me dan ganas de llorar. Bueno, eso y otro pequeño detalle: empiezo a ser capaz de verme besando a alguien que no sea él. Seguramente, es cosa de la primavera, de la acumulación de nervios y de que, por mal que vea, no estoy ciega.

En fin, que mirad que hora es y yo aquí, desvelada aunque cansadísima, con el estómago en un puño y la imaginación a mil por hora. Muchas gracias, Rhiwen, por dedicarme ayer tú tarde y enseñarme a usar el estaño, aunque de momento no alcanzo tus niveles de maestría. Que maravilla de atrezo me has hecho, jo. Te quiero muuuucho. Y, ejem, ¿mami?, ¿estás ahí? Bueno, este es el evento que te dije que era el único al que me iba a permitir asistir este año durante las oposiciones. Y, en después, encerrada a cal y canto empollando.

En fin, voy a irme de nuevo a la cama, a ver si concilio el sueño otro par de horas, porque si no va a ser imposible evitar que mi piel se ponga fatal. Y es que, ya se sabe, ¿cuándo han faltado mis granos a una gran ocasión?

Zirbêth, que por eso lleva unos días que escribe muy poco. Y que, seguramente, durante los próximos meses escriba incluso menos.

¿O debería firmar Amae Dabra? Ya os contaré...

3 Comments:

Blogger Aldebarán said...

Suerte con el rol, que lo llevas preparando desde hace días.

No has preguntado, pero igual me gustaría decir una palabra (sin mucho conocimiento) sobre las "drogas". ¿No sería mejor continuar como hasta ahora y probar luego de este fin de semana? En fin, confio en tu discreción.

Que bueno que el olvido va avanzando.

7:46 p. m.  
Blogger Susan Sto Helit said...

Jajaja... si yo dejé el burn, tu podrás dejar la Coca-cola. Suerte en el rol, y ya contarás. Yo me quedo en Ankh-Morpork haciendo cajas.

9:39 a. m.  
Blogger Derrilyn said...

Estoy muy contenta por ti.

Por el Efeyl.

Y porque ya no llores y seas feliz.

(Estaba pensando en borrarlo de la faz de la tierra de un escobazo -fuera, maldito bicho!- para ver si así podía disfrutar algo más de tu compañía. - es que te echaba de menos, joooooo (V_V) )

Me parece estupendo. (No se si será por la primavera, pero aunque así fuera me seguiría pareciendo estupendo)

Besitos, wapa!

8:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home