miércoles, diciembre 22, 2004

SUGERENCIA

Mmh Blue me sugiere que me lleve a alguien conmigo a sudar bajo las sábanas. Me parece una muy buena idea, aunque no tengo a nadie a mano. Un buen libro, una buena película...

Lo que de verdad me apetece es conocer gente nueva, calor, verano, un viaje. Está haciendo tanto frío que no paro de soñar con irme al trópico. Mañana voy a ir a trabajar aunque tenga que llevar un pañal en la nariz para no ponerlo todo pringando de mocos. Estoy desesperada de estar encerrada. Necesito ver gente. Si fuese día de reyes, me iría a la cabalgata, con eso lo digo todo, vamos. Un paseo por el centro de Madrid, un chocolate (como aquel con Manjak), comprar alguna tontería de comer en la calle, como patatas calientes o algo así. Y alguien agradable con quien compartirlo todo.

Hoy salí un rato. Llovía esa lluvía fina que con el frío parece compuesta de miles de alfileres rotos. Fui a devolver las películas al videoclub y al banco, a consultar una cosilla al banco. Fui andando, para sentir mi cuerpo moverse y reaccionar al frío. Tenía la piel helada en las piernas, calado el pantalón y las zapatillas de deporte, pero tenía el cuerpo bañado en sudor. Me hace gracia eso de los protas de las pelis, que no importa que clima haga, no sudan. O sudan a mansalva, desproporcionadamente. Como el sexo, que nadie coje papel higiénico ni tira el condón a la basura. Irrealidad por todas partes, y aborregados todos queriendo esa no realidad.

Me entró agua en las zapatillas cuando atravesé el parque, o explanada de cesped, para cruzar en plan atajo. Notaba el agua entre los dedos, primero muy fría, luego a la temperatura de mis dedos. Volví también andando y pasé por una tienda de segunda mano, solo por mirar que había. No había nadie en ella, salvo los propietarios. No compré nada. Pasé sin mirar junto al supermercado, pues noté la poderosa llamada de los profiteroles (estaban deliciosos).

En mi paseo, apenas cruce palabra con nadie. La gente miraba al suelo para protegerse la cara de la lluvia racheada que ningún paraguas detenía por el viento. Quiero estar ya en Madrid, tengo la sensación de estar perdiéndome tantas cosas... Empezando por el tiempo. Dos días apenas para Navidad.

Zirbêth.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

... lástima que me pilles ahora tan lejos..... pero no me importaría, nada, nada, compartir chocolate, profiteroles y sábana... ;-))))

Que te mejores!!!!

12:40 p. m.  
Blogger Indigo said...

sigo pensando que sudar bajo la cama es más inspirador que ir a trabajar con un pañal bajo la nariz, pero dado que en tus circunstancias eso es prácticamente "no factible" te sugiero entonces que te vengas a México a pasar unos días en mi burbuja azul :).

¿Qué dices?

9:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home