miércoles, febrero 04, 2009

COMO SIEMPRE

Hace un par de meses, en mi oficina compraron unas botellas de cava para celebrar que teníamos un nuevo socio podrido de dinero que nos hacía aún mejor empresa de lo que éramos. En diciembre, el día de la cena de Navidad de la empresa, nuestro jefe jefazo nos dio una charla sobre que, pese a la crisis, nosotros seguíamos igual de bien, aunque había que andarse con cuidado. El lunes de la semana pasada un mail del mismo jefe jefazo nos comunicaba que, por lo menos hasta Junio, los sueldos y sus revisiones quedaban congelados. Así aseguramos que mantenemos los puestos de trabajo.

Lo de siempre, vamos. Llega la crisis, e incluso las empresas que están bien se dedican a aprovechar la situación para putear a los trabajadores. Lo importante es que los socios capitalistas no vean mermados sus beneficios. Si resulta que los beneficios no los producen las operaciones, pues se lo quitamos a los trabajadores. Ya lo he dicho muchas veces: somos la mercancía más barata del mercado.

En otras empresas, seguramente, lo del monstruo de la crisis es más fácil de vender. Pero resulta que en la mía no. No porque, al ser mi departamento el contable, sabemos exactamente cuanto ingresamos, el número de clientes, etc. Es decir, que tenemos en la mano la información que confirma o desmiente si tal apretada de cinturón mediante la congelación de nuestros sueldos es necesaria o no.

Hasta mayo no me tocaba la revisión de sueldo. Si nada malo de verdad oucrre, para mi esta congelación sólo será de un mes, lo cual no es malo del todo. Lo que pasa es que me temo que, sin recurrir a ninguna originalidad creativa, en Junio dirán que la crisis está empeorando y que va a ser más larga de lo que parecía en enero, y el congelamiento seguirá implantado.

Mientras tanto, ayer el portero de mi casa me enseñó el recibo de la luz de su casa, que como sabéis ahora se pagara mensualmente. De menos de nueve euros en diciembre ha pasado a treinta y tres en enero. El de unos vecinos, de ciencuenta y uno a ciento cincuenta. El nuestro aún no ha llegado, pero parece claro que la factura se ha triplicado. Veremos la del gas, y el alquiler, y...

Nada, cuando me descongelen el sueldo, aparte de llevar los resultados de la empresa, aportaré la subida de electricidad, gas y alquiler, y les diré que, por caridad cristiana o de la que les parezca, me permitan seguir comiendo todos los días. Que tampoco pido tanto. No es mi intención participar, como mi jefe jefazo el que dice que hay que apretarse el cinturón, en el París-Dakar.

Zirbêth.

4 Comments:

Anonymous Vicent said...

Tipico comportamiento del empresariado español, por eso la crisis nos afecta mas que a otros paises europeos.

Se aprovechan para promovor expedientes de regulación de empleo y tirar gente a la calle sin motivo justificado, amparandose en la famosa crisis, que como bien dices no la sufre toda la economica, hay empresas que funcionan perfectamente y abusan de este tema.

Cuantas empresas españolas han invertido en I+D durante los largos años de bonanza?

Cuantas han ampliado sus reservas voluntarias segun prevé nuestro sistema fiscal?

Somos un pais de bandoleros, asi nos va, y al final la cuerda siempre se rompe por el lugar mas debil, el trabajador.

Esta crisis acababa pronto en nuestro pais de una manera radical pero sencilla, con dos opciones, la light y la heavy, la light creando oficinas en todas las ciudades del ICO, que sea directamente el gobierno el que conceda creditos a las pymes y a los consumidores. La heavy, nacionalizando la banca de manera temporal.

11:48 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Salvo por el hecho de que mi jefe es holandés, estoy completamente de acuerdo contigo. El Banco de España debería ser el que hiciese los préstamos directamente a los españoles, y que los beneficios de los intereses redundasen en los ciudadanos, y n en manos privadas. Y no sé si nacionalizaría los bancos, pero sí que lo haría con las compañías de suministro de energía, y recuperaría todos esos hospitales que se han medioprivatizado. Siempre he pensado que si alguien puede crear empleo, ese es el Estado, dejándose de tanta concesión y edificando (por ejemplo) ella misma.

8:44 a. m.  
Anonymous Anonimo Indiscreto said...

Me alegro de que sigas en la brecha, Eowyn...

La verdad es que está la cosa muy revuelta con esto de la crisis. Podría dar mi opinión pero me parece mejor reservármela, sobre todo tratándose de un blog y no de un foro. Además, mi preciado anonimato correría peligro ya que suelo tener pareceres muy particulares.

Por otra parte, ¿qué tal estás tú? ¿Y las "muletas químicas"?

2:31 a. m.  
Blogger Urobros said...

Hola linda!!

¿Cómo va? Hace tiempo que no posteo en ninguna de tus entradas (pero eso no quiere decir que no vaya al día, ¿eh!)

En este caso ¿Qué decir? "No comment". No obstante haré referencia a la frase que leí el otro día en el periódico (no recuerdo en cual, seguramente a alguno al que llegué via Meneame) en la que decía algo así: El gobierno no teme una huelga general porque los trabajadores no se sienten desprotegidos. Y he de decir que me la creo al 100%. Sí, es cierto, he de admitir que yo, como trabajador, no me siento para nada ¿Desprotegido? ¡En absoluto! Ahora, lo que sí que me siento es "VENDIDO". O mejor dicho, "Vendidísimo..." En fin: ya lo decían por ahí, allá por alguno de los siglos pasados, que el peor enemigo de España eran sus gobernantes. Aunque supongo que los españoles tendremos algo de culpa de que sea así.

Pufff... en fin, muchos besitos y cuídate. Un abrazo.

8:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home