sábado, septiembre 29, 2007

¿OBSESIÓN O AMOR?

Ayer, vi en la tele un reportaje sobre personas que recogían animales y les daban un hogar. Pero no un gato o dos, ni un perro a dos. De veinte animales para arriba. Personas que dedicaban toda su vida a cuidar de montones de animales que iban recogiendo de la calle, o que otros dejaban a sus puertas, abandonados. Algunos los acogían hasta encontrarles dueño, otros los iban salvando de futuros inciertos. Otros, simplemente alimentaban a los que había por la zona, aunque no se los llevaban a sus casas. La mayoría, habían adaptado sus casas para la gran cantidad de animales. En muchos casos, tenían problemas con los vecinos, que los trataban como si de locos se tratase. Los humanos adoptivos iban de los que amaban a los animales y sentían una enorme compasión por ellos, a los que de verdad parecían desequilibrados por algún trauma y los animales se habían convertido en sus familias, los únicos seres en los que pueden confiar. De todo lo que vi, me quedo con una conversación.

- ¿Y los gatos no son traicioneros?
- No, señorita. Las traicioneras son las personas.

Zirbêth, quien considera traicionero a un gato, es que espera sumisión de él.

1 Comments:

Blogger Yeli said...

Vivimos en una finca pequeña (1.5 acre) y somos una familia de 6 personas mas una hija y esposo que nos regalan sus commpañías de viernes a domingo. Además son parte de nuestra familia 8 perros, 5 puppies y 5 caballos de los cuales nos ocupamos como de cualquier miembro de nuestra familia o núcleo de amistades. Me he sorprendido diciendo que mientras mas conozco los humanos mas amo a mis animales. La sensibilidad que tienen nuestros animales nos ha llevado a vivir con ellos experiencias muy hermosas y de mucho crecimiento para toda la familia. Gracias por compartir tus palabras...

9:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home