martes, septiembre 04, 2007

CAMBIOS NATURALES

A lo largo de la vida, uno hace amigos y amigas. Esos amigos y amigas, a veces, coinciden en una pandilla o similar, otras van por libre. Como dice Rhiwen, ojalá siempre estuviesen juntos... o no. No sé, cada uno tiene su lugar. Y también su tiempo. Muchas amistades no sobreviven al paso del tiempo. No por nada malo, sino porque la gente se hace mayor, se complica la vida con trabajos, pareja, familia, hipotecas, etc., etc., etc.

Con los amigos por libre, se nota menos. Pero cuando son de la pandilla, el cambio se siente más. Poco a poco, las reuniones son más espaciadas, cada vez hay menos gente. Se deja de llamar a Fulanito porque, total, nunca acude a las citas. Zutanita, desde que se casó, no hay manera de quedar con ella. Menganito, siempre está en viaje de negocios. Y "la parejita", desde que tuvieron al niño...

Pero hay que ponerse en la piel de los que desaparecen. ¡Qué menos por un amigo! Probablemente, nos echen de menos. Probablemente no es que no quieran, sino que no pueden. La vida adulta te va exigiendo cada vez más y, no nos engañemos, los años no pasan en balde y a uno le van quedando cada vez menos energías. Antes, te pasabas la noche del un jueves de juerga y al día siguiente te ibas al curro o a clase sin demasiado problema. Ahora, lo mismo no te levantas en dos días.

Finalmente, hasta el más impenitente acaba teniendo que acoplarse a una vida seria donde los amigos y las aficiones quedan en un segundo plano o, a veces, sencillamente has de dejarlo. A veces, no es una elección. No es que te cases superfeliz y te apartes porque es lo que de verdad quieres. A veces, no te queda otra, porque el tiempo, desgraciadamente, es finito. Y otras lo decides conscientemente: de algún modo, lo que antes te llenaba y te daba la vida, deja de hacerlo. El mundo que antes era se convierte en pañuelo, y descubres que necesitas algo distinto, algo que, para colmo, no sabes lo que es o si te hará feliz. Pero es normal. El ser humano necesita cambios, necesita crecer.

Para todos los que se deciden a "crecer", mis mejores deseos.

Zirbêth.

3 Comments:

Anonymous Vicent said...

La gente no desaparece por cuestion de falta de tiempo, eso es una burda excusa, se desaparece por falta de ganas, puntualizo, o bien falta de ganas propias o, lo mas probable, falta de ganas de tu propio/a, que no forma parte en el 99% de los casos de ese nucleo pandillero, vamos, que es el "pegao" o la "pegá", al cual tus amigos siempre le han caido del culo y no le apetece nada que quedes con ellos, si lo/la llevas se aburre como una ostra y si te vas tu solo/a le sienta a cuerno quemado.

Lo unico cierto es que si alguien desaparece es porque la amistad que les unia no es lo suficientemente fuerte como para plantarse delante de su pareja y decirle: son mis amigos y voy.

Obviamente hablamos de kddas concretas, algunos pocos dias al año, no de dejar a la parienta/e en casa dos fines de semana al mes para irse de farra con los amigotes.

La gente crece, madura, cambia, pero lo cierto es que existe un tipo de personas a los que yo les denomino "los que nacieron ya casados", vamos que en cuanto se ennovian o casan parece que el universo gire en torno a su relacion sentimental, excluyendo totalmente al resto del mundo. Esos son sin duda los que primero desaparecen, y el que no tenga un amigo/a que encaje en esa descripcion que tire la primera piedra.

11:55 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Me refería al caso del que se "va de farra y deja a la parienta en casa", no a los otros. Me refiero a quienes cambian el compromiso concreto con su club de x que le supone emplear al menos un día a la semana, si no más, en detrimento del resto de sus compromisos. Me refiero precisamente a los que se dan cuenta de que han de madurar y dejarse de invertir casi todo su tiempo y esfuerzo en preparar un evento como una Estelcon porque tienen su vida hecha una mierda, no se hacen cargo de si mismos, etc. Me refiero, en resumen, a mí.

12:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que muchos tenemos una etapa de "errante pero no perdido".
Algún día nos reuniremos en una "mereth aderthad" que no necesariamente tendrá que ser una EstelCon, sino un reencuentro de amigos.

Ya cruzará el destino nuestros caminos... cualquier día de estos.

tu sobri, desde su vida de adulto.

(no creas que suelo pasarme por aqui, ha sido de casualidad)

4:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home