miércoles, agosto 29, 2007

HOUDINI

Últimamente, he pasado bastante tiempo con algunas de mis amigas casadas y con hijos. Sobre todo una de ellas, es superfeliz en su matrimonio y está loca con su hijo. Es una madraza. Cuando estuvo embarazada, yo estaba feliz y muerta de envidia. Yo quería eso: el amor de pareja, la familia. Sin embargo...

Desde hace unos meses, la sola idea de echarme novio me pone nerviosa. De pensar en matrimonio me sale hurticaria. Así que tener hijos... ¡ni loca! No sé por qué será. Tal vez por el fracaso y dolor de mi última relación. Tal vez por haber estado meses y meses encerrada en casa con una depresión de olifante. Tal vez por los recuerdos de la infancia y adolescencia, donde la pareja y los hijos eran un instrumento de tortura. Tal vez por la suma de todo eso.

Pero no quiero, no, no, NO QUIERO. Quiero mi libertad, conocer gente nueva, entrar, salir. Quiero asentarme en un trabajo, volver a vivir independiente, tener gato. No comprometer mi tiempo libre con nada que no me apetezca de verdad: ni novios, ni asociaciones, ni nada de nada. Que me apetece ir a un rol, voy; que me apetece quedarme en casa viendo pelis, me quedo; que quiero quedar para salir a emborracharme, quedo; que me echo un amante, me lo echo; que me echo varios, pues me los echo; que paso de todo y me dedico a coser, pues a coser y a pasar de todo...

Y quiero un gato, o dos, ya veré. Trabajo, gatos, amigos. Para lo demás, escapismo puro y duro. Muérete de envidia, Houdini.

Zirbêth.

4 Comments:

Anonymous Vicent said...

Como descripción perfecta de una vida totalmente independiente y utópica no está mal peroooooooooooooooooo me parece que es imposible de llevar a la practica.

La vida es un compromiso constante, con los demas, con los quehaceres, etc..

La magia consiste en combinar todos esos compromisos con el compromiso con uno mismo.

Probablemente tu amiga, a la que vez feliz en su matrimonio (esto me suena a estrofa de cancion de Cecilia, cagoentó) va a sitios, hace cosas y ve a gente a la que ni puñetera gracia le hace ir, hacer o ver, pero eso es la vida en sociedad y mas aun la vida en pareja, tu lo sabes bien, ceder y "tragar" muchas veces forma parte de este gran juego de rol que es la vida real.

9:13 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Jo, no me pongas más cadenas, maldito XDXDXD. La vida en sociedad me va a exigir muchos compromisos laborales, por eso, el tiempo que me quede libre, será mío y sólo mío. Lo cual no quiere decir que no vaya a cuidar de mis amigos y relaciones sociales, sino hacerlo a la par que los disfrute y sin sentirme obligada a hacerlo. Si necesito tiempo para mí, lo tomaré. Y respecto a pareja, familia... Paso totalmente. No me apetece nada. Aparte de mi mami y mi "papi", claro. Pero ¿crear yo una propia? Mucho ha de llover...

11:14 a. m.  
Blogger Elia said...

No quier que esto suene borde, pero... ¿cuándo has dejado de vivir así?

Es decir, ¿cuándo has dejado de salir cuando te ha apetecido? ¿Cuándo has dejado de tener amantes si te ha dado la gana? ¿Cuándo no has dejadod e estar en una asociación porque te has cansado?

Piénsalo. Ser libre está muy bien, pero hay que tener un poco de espíritu de sacrifio y ser un poco responsable.

No te lo tomes a mal, por favor.

9:37 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Te consteto en un mail, Elia. Un beso.

10:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home