martes, abril 28, 2009

DE UNO EN UNO

Puf, siglos sin escribir. Como siga así, se me va a olvidar como hacerlo... Sin embargo, no paro de leer. Novela negra, principalmente. Qué horror, ya me he leído casi todo de Michael Connelly. Qué grande es, leñe. Quiero máaaaas.

Todos los libros están empacados. Los juegos y los CDs de música, también. En cajas están ya jerseys y pantalones de invierno, mantas, sábanas... Yo, en bata de baño. Llevo todo el día muerta de calor, pese a ir vestida la mar de primaveral: falda y camiseta. En una de esas, he ido al baño y me he quitado las medias. Unos segundos más, y me pilla el jefe jefazo con ellas en la mano. Pero ni por esas he dejado de sudar. Ni siquiera hacía verdadero calor, pero yo muertecita de él. De ese calor que se siente cuando uno tiene insolación. Pero sin insolación. En nada, al baño a refrescarme. Mañana no sé qué demonios me pondré.

Debería seguir llenando cajas. Casi toda la ropa y buena parte de las telas sigue en los que en dos días dejarán de ser su sitio. Mudanza, otra nmudanza. Lo he estado pensando mucho y me voy una temporada con mi madre: a sanear la economía, a ahorrar, a que me cuiden alimentariamente hablando. Echaré de menos mi pseudoindependencia, pero es por un bien mayor: irme a vivir sola de una vez por todas. Ya veré si es de alquiler o si, finalmente, me animo a comprarme algo. Lo que tengo claro es que estoy cansada de los vaivenes de compartir piso. Estábamos muy a gusto, hasta que llegó P. Insoportablemente insolidario. Que lo aguante su p*** madre, que yo paso. ¿Por qué tantos hombres se comportan como críos y luego se extrañan y quejan cuando se les regaña como a tales? La próxima vez que un tipo me diga que soy una madrastrona porque le digo que tire de la cadena, lo mismo os escribo desde la cárcel. Cacho guarro...

Cuando quiera un niño, lo pariré. Y espero que sea niña.

El intento de dejar la medicación, un desastre. Completo, absoluto desastre. Qué malita me puse, y qué metedura de pata más grande en el curro. Aún me estoy recuperando. Menos mal que no peligra mi puesto. Decididamente, nada hay que me importe más que mi salud y mi trabajo. Lo demás está muuuuy por detrás en mi lista de prioridades.

Me ha costado mucho decidir/asumir lo de volver con mi madre. Una parte de mí siente que es un paso atrás. Lo cierto es que sólo estoy tratando de coger carrerilla. Si quiero ser madre, más me vale ir teniendo un sitio propio en el que hacerlo. Y si no ser madre, tener más gatos. Una vieja loca de los gatos. Sí, ese es mi futuro: ronroneos y pelos.

Luego, está M. No sé muy bien que va a pasar con él. Lo de la medicación salió tan mal que no sé si quiero/quiere seguir. No sé si querré alguna vez volver a tener una relación de verdad. No sé si confío en los hombres lo suficiente. No sé si mis heridas han cicatrizadfo bien. No me refiero al innombrable Calvo, sino en general, a las experiencias vitales que implican hombres. Salvo amistades concretas, la verdad... En fin, que no sé. A lo mejor soy más feliz sin un hombre en mi vida. A lo peor es que, o me enamoro a lo burro y sufrientemente, o la cosa no cuaja...

Bueno, en realidad no quiero pensar en esto de momento. No debería pensar en ello, porque aún tengo el cerebro a media hasta. Hace falta al menos un mes de medicación constante para que todo se recoloque en su sitio. Tal vez, entonces, M. también vuelva a su lugar.

Ahora, me voy a la ducha. Quiero quitarme ese calor como de insolación con el que llevo todo el día a cuestas. Luego, me parece que me voy a dar una tregua, me voy a poner el pijama, a coger el libro que estoy devorando y a dormir. Mañana será un día duro, y pasado aún peor. Todo ha de estar listo para la mudanza el día uno a las nueve de la mañana.

Mudanza. Quéhorrorquéespanto...

Zirbêth.

3 Comments:

Blogger Urobros said...

¡Hola pequeñita!

¡Bueno! Un cambio, una transición (aunque ya sabes lo que digo yo de estos) están bien. Yo me estoy pensando salir del "nido", pero no lo tengo muy claro a ver al final de mayo que hago. Ya te contaré.

En cuanto al tema "medicins" pues con calma, seguro que poquito a poco acabas dejándolas por completo. "Tiempo al tiempo" dicen por ahí. Y los otros pues si ha de reposar todo un poquito más que repose. Un besazo muy grande y ánimo con todo.

¡Bye linda!

8:43 a. m.  
Blogger Igrein said...

... uf... mudanda!!! Que palo...

Las pastis... oye, tómate tu tiempo, si no todo es peor. N hay prisa. Lo importante es que tu vayas mejorando... y los hombres???? Nena, a patadas los hay, en serio.

Un besazo!

6:44 p. m.  
Anonymous Vicent said...

Animo, seguro que todo va a mejorar. Respecto a tu chico pues supongo que estaria al corriente de tu medicación, asi que el asunto de dejarla y lo que pasara como consecuencia de eso tambien ha de saber asumirlo, seria un sintoma bastante bueno por su parte de madurez. Y si el problema es tuyo y no suyo, como te dicen por ahi arriba hombres hay a patadas, interesantes ya es otro cantar...

Besos

8:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home