sábado, abril 26, 2008

LA PRIMERA SEMANA DE COLE

No me gusta el fútbol, ya lo sabéis, pero con el cambio de curro me siento como si hubiese pasado de tercera regional a segunda nacional (¿se dice así?). Esta empresa es una gran oportunidad para mí, y no debo dejarla pasar. Con la misma pasión que en el pasado me entregué a causas como una mereth o una relación de pareja, así es como estoy tomándome esta oportunidad. Es como si me enamorase, pero sin tantos riesgos. Eso sí, no pierdo de vista el hecho de que es una oportunidad, no "la" oportunidad.

La oficina está en pleno barrio de Salamanca. Me di cuenta el miércoles de que, para ser exactos, está casi exactamente paralela a la consulta de aquel que fue el gran amor de mi vida. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida... Los aspectos negativos son que no tenemos acceso desde nuestros ordenadores a Internet, y que la zona es muy cara y no hay restaurantes económicos como los de mi ex-curro. Por cierto, hablando de mi ex-curro: se ha largado otra compañera, harta de cosas muy parecidas a las que me pasaron a mí. ¿Habrá desbandada? Yo estoy contentísima de haber tomado la decisión de irme de allí. La frase "más vale malo conocido que bueno por conocer" no va conmigo.

Aún es pronto para hablar de mis compis. Son gente entre los veinticinco y los cuarenta, aunque la mayoría no llega ni a los treinta y cinco. En contabilidad, mi departamento, estamos agrupados de tres en tres, más o menos: contable senior, contable junior y auxiliar. De momento, yo estoy ayudando a todo el que me lo pide. Esta semana han acometido un cambio de sistema operativo, lo que sumado a que no pude acceder hasta el jueves a mi ordenador, han resultado en que me he pasado la semana ordenando archivos, primero en contabilidad y luego en legal. En legal son dos chicos y una chica, y ahora mismo me adoran, porque les estoy dejando los archivos más ordenados de lo que jamás han tenido. El otro día, cuando estuvimos cosa de una hora y media sin ordenadores, se dedicaron a jugar al fútbol con una bola de papel, ha hacer avioncitos y lanzarlos por la ventana, etc. Aunque hay una compañera que lo está pasando muy mal, porque se le ha muerto un familiar de una de esas muertes lentas que tanto desgastan a todo el mundo.

En fin, que por ahora bien. A ver si "pongo el huevo" y echo raíces un tiempo. Por cierto, mi jefe directo es Peter Griffin. Lo juro.

Zirbêth.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Quién es Peter Griffin?

8:09 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Peter Griffin es el padre de la serie de dibujos animados para adultos "Padre de familia".

12:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home