sábado, marzo 01, 2008

PROGRESO

Mi madre siempre me decía que por qué me resultaba tan fácil perdonar los fallos ajenos y tan difícil los propios. Bueno, esa es una de las cosas que la terapia a cambiado. Parece que ahora soy mucho más capaz de perdonarme a mí misma , de sentirme menos decepcionada, de exigirme menos o ser menos dura conmigo misma. Todo eso que tantas veces me dejaba paralizada. No hacer por miedo a fallar.

No sé si ahora fallo más a quienes me rodean. Lo que sí sé es que me fallo menos a mí misma.

Todo un progreso.

Zirbêth, satisfecha.

2 Comments:

Blogger Soth said...

Weee :) :*

4:38 a. m.  
Blogger Aldebarán said...

Me alegra mucho ese avance. Ya me pasarás el secreto en algún momento.

un abrazo

4:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home