viernes, febrero 22, 2008

A LO PEOR...

A lo peor va a ser cierto aquello de que para escribir y estar inspirado uno ha de estar enamorado, tener mal de amores, o cualquier otro tipo de problema que atormente sus días. Porque desde que ya no tengo depresión, no tengo mal de amores, todo me va razonablemente bien y soy feliz casi a todas horas, la verdad es que cuento poquísimas cosas en el blog.

Claro que también ayuda el que me paso la vida currando y no salgo por ahí, por lo que apenas tengo anécdotas suculentas que contar, o grandes reflexiones que plasmar aquí. La verdad, estoy de lo más tranquila. Pasado ya el estrés de buscar piso, de mudarme (ayer monté la mesa del ordenador y la estantería grande), mi vida vuelve a ser tranquila y apacible.

Algo tengo que hacer al respecto.

No es que vaya a afirmar que los problemas son la salsa de la vida, pero sí que es verdad que necesito algún pequeño aliciente. A ver si así puedo darle una patada a mi maldito reloj biológico, que no para de darme la brasa onírica con que estoy embarazada, tengo un crío, voy a dar a luz, etc. Y no me queda más remedio que insistir en que no quiero un bebé, sino un gato.

Gato.

Gato, gato, gato, gato.

Zirbêth.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Yo pensaba que la campaña politica y sobre todo el mal llamado "debate del siglo" te iba a dar mogollon de cuerda para escribir...

9:24 a. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Hola Anónimo:
La verdad, la falacia esta llamada campaña no me inspira más que insultos e impotencia. Aprecio demasiado a mis lectores y mi tiempo para soltar la sarta de improperios que me viene a la cabeza cada vez que les oigo hablar.

No es política lo que hacen, y el debate no fue tal, fue un acto de espectáculo barato más parecido a un programa rosa que a un acto electoral. Ninguno de los dos partidos participantes que se empeñan en vendernos como únicas opciones al voto merecen crédito.

En fin, estoy currando y no puedo explayarme. Tal vez luego, en un post...

9:59 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home