jueves, junio 14, 2007

MEMORIA INFANTIL POÉTICA

Al hilo de la canción infantil del otro día, mi madre, un par de días más tarde, mientras almorzábamos, me recitó una de las poesías que más le gustaban de pequeña.

Ayer convidé a Torcuato,
comió sopas y puchero
media pierna de cordero,
dos gazapillos y pato.
Doyle vino, y respondió:
"Dejadlo, por vuestra vida,
que hasta mitad de comida
no acostumbro a beber yo".

Nicolás Fernández de Moratín.

Y es que en casa somos de buen beber, y de mejor yantar.

Zirbêth.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡¡Que bueno!!, este me lo apunto

Saludos y encantado de ver que sigues posteando

De Valk

2:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home