jueves, enero 11, 2007

REACCIONARIOS

Ayer, vi en la tele una noticia que me dejó alucinada: una mujer española de sesenta y ocho años ha sido madre mediante fecundación in vitro.

Yo, encantada.

Pero lo que el periodista dijo después sobre las opiniones de noséquién, ya no me dejó tan encantada. Al parecer, según esa opinión (vertida por una mujer de unos treinta y tantos, es decir, jóven desde el punto de vista de la capacidad de procrear) los niños podían padecer efectos secundarios perniciosos debido a la diferencia de edad tan grande con la madre.

"Lo que hay que oír", pensé yo. Será por niños criados por sus abuelas a lo largo de los años y los siglos. Yo misma fui criada algún tiempo por mis abuelos, cuando mi madre por razones laborales no podía estar conmigo. Y recuerdo esos años con mucho cariño, en especial por mi abuelo, verdadero padre para mí. Y en Madrid, a raiz de la alta mortandad por el boom de las drogas hace unas décadas, muchos niños han sido criados por sus abuelas. Pero bueno, no le di más vueltas, y cambié de canal.

Por la noche, oí desde mi cuarto, donde estaba refugiada del frío bajo mi maravilloso edredón, lo que parecía una discusión. Al rato, mi madre entró y le pregunté. Al parecer, se había repetido la noticia, y mi madre se había pillado un mosqueo de mil pares de narices. Decir que una mujer de sesenta y ocho años es demasiado mayor para ser madre, así, porque sí, sin mayores argumentos, por no decir ninguno en absoluto, no es más que otro coletazo reaccionario del machismo de nuestra sociedad judeocristiana. Porque bien que, cuando es el varón el que es padre a esa edad, se le ve como a un machote, un campeón, envidia y modelo de sus congéneres más jóvenes. Pero una mujer es poco menos que una aberración. En caso de ser el hombre el padre casi anciano, se da por sentado que la mujer a la que ha embarazado es más joven que él, mucho más joven probablemente. Otro motivo más para que se golpee el pecho con grito estentóreo homólogo al de Tarzan. Pero una mujer, ¡dónde se ha visto!

Porque se parte de que la mujer no va a tener a su lado a un joven marido que, caso de faltar ella, se haga cargo de los retoños. Porque una mujer mayor y un hombre joven siguen sin poder verse como pareja con naturalidad o, al menos, sin maledicencia en esta sociedad nuestra. Porque la mujer "válida" es la mujer joven, hermosa y en disposición de parir. Una mujer que a sus sesenta y ocho años ha decidido ser madre y lo ha logrado (gemelos, por cierto) es una amenaza de dimensiones incognoscibles para... ¿Para quién, a ver? Para sus hijos no, que la van a querer igual con arrugas y años. Para sus vecinas, tampoco: si acaso, más bien al contrario. Para el colegio donde vayan sus hijos, para el hospital en que ha dado a luz, para... no, no, ...

Ella sólo representa una amenaza para el sistema machista y patriarcal en el que vivimos. Ella viene a confirmar las sospechas que susucitó la fecundación in vitro respecto a la capacidad de la misma para sustituir al hombre como fuerza fecundadora única. Ella viene a demostrar que, una vez más, las desigualdades entre sexos son una imposición lucrativamente impuesta por el machismo propio de la sociedad en que vivimos, hija de una Historia en que el hombre ha relegado a la mujer a su papel de madre y encargada de la logística del hogar, que ha permitido a los hombres jugar tanto tiempo a eso que ellos llaman vida real y que, demasiadas veces, es la conquista y la guerra. Ella y sus bebés vienen a decirnos a todos que la mujer que ha salido del periodo de fecundidad no es un estorbo, que para vivir no necesita a ningún hombre que la justifique y caritativamente la acoja bajo su ala, que ella decide cómo vivir, si quiere y cuando quiere ser madre, y si hacerlo con pareja o sin ella.

Ella y sus bebes son, además, una potente demostración de lo artificiales que son los roles sociales de mujeres y hombres: las mujeres no son ni remotamente el sexo débil que tantos siglos llevan diciéndonos que debemos ser. Los hombres no son el sexo fuerte. La balanza está equilibrándose, y eso es una amenaza para quienes han estado tanto tiempo disfrutando de las prebendas y privilegios de estar al mando.

Si esa artificiosidad de roles sociales de hombres y mujeres ha tenido un adalid que le diese una justificación ideológica (o algo parecido), ese adalid ha sido la Religión: la católica en occidente, la musulmana en oriente, la judía donde quiera que va. La Iglesia católica, especialmente en este caso (al tratarse de una mujer española, y ser España un país mayoritariamente católico) ve una vez más socavados sus ya maltrechos cimientos, aposentados desde su creación en un patriarcado donde la mujer apenas si tenía la misma consideración que el ganado: un elemento doméstico que daba al hombre ciertas ventajas. Por supuesto, eso no fue así durante toda su historia, ni fue la Iglesia católica la única responsable de la "domesticación" de la mujer, pero es innegable su papel represor y regulador en este sentido.

Así, a falta de una información más completa y de una argumentación real de la opinión de aquella mujer joven en televisión sobre los perjuicios que la tardía maternidad puede ocasionar a esos niños, yo no puedo evitar pensar en los tópicos y prejuicios atávicos e inconscientes que la hayan podido llevar a tener esa opinión, bien avalados por siglos de Historia: el machismo no es sólo cosa de hombres.

Nuestra sociedad nos permite cada vez vivir más años y en mejores condiciones de salud. Así que, si esa mujer de sesenta y ocho años quería ser madre, podía económicamente pagarse el tratamiento, el mantener luego a sus retoños y tenía salud y fuerza para hacerlo ¿qué o quién se lo debe impedir? ¿Quién se arroga ese derecho sobre su vida? No creo que ninguna mujer de esa edad con mala salud o sin posibles vaya a tratarse para quedar embarazada. De hecho, mientras la fecundación in vitro sea un tratamiento para privilegiados económicamente, Iglesia y hombres pueden descansar tranquilos: las mujeres seguiremos pariendo mayoritariamente a edades fecundas y con la placentera colaboración (eso a la Iglesia igual no le gusta) de los hombres.

Es más, vamos a seguir queriéndoos igual, tontines.

Zirbêth.

10 Comments:

Blogger Azelaïs de Poitiers said...

Hombre, pernicioso no será, pero no sé si es buena idea que tanto hombres como mujeres tengan hijos a esas edades. El que quiera, que vea lo que se hace, pero creo que es muy triste para un niño que sus padres sean tan mayores, principalmente porque les queda poco tiempo que compartir con ellos.

Mis abuelos también fueron personas maravillosas, pero de tres que conocí (la madre de mi madre murió con sólo 56 años), la última que murió, mi abuela, lo hizo cuando yo tenía 13 años... Hombre, cada vez se vive más años, pero no sé... a mí me parece un poco peligroso en ese sentido.

Además, y las cosas como son, la mayoría de la gente de esas edades no tiene la energía necesaria para criar un niño, me parece a mí. He conocido gente de ochenta y pico años super vital, pero no es lo más habitual. Y hay que considerar que alguien que está estupendamente igual en cinco años pega un cambio que no veas, que a esas edades puede pasar cualquier cosa.

Imagínate que la señora esa (y su marido, si lo hay) en cosa de diez años tiene alzheimer... ¿quién los iba a cuidar entonces?

12:12 p. m.  
Blogger Aldebarán said...

Comprendo y comparto tu punto de vista. La mujer tiene derecho a tener los hijos a la edad que quiera ¿Quién son yo para juzgarla?

Sin embargo, quiero poner unos matices en cuanto a la educación de las abuelas a los nietos. Está sucediendo mucho en mi país, debido a la emigración de los hombre y mujeres jóvenes a EE.UU, dejando a sus hijos a cargo de las abuelas. Esta situación puede durar muchos años. Resulta que ahora tenemos un salto generacional, hijos sin padres, criados por abuelas. Muchas de ellas lo hacen bien, otras pues no tanto. En mi opinión, esto ayuda a que muchos de los jóvenes se metan en pandillas y agraven el problema social que tenemos.

Comprendo que no todas las abuelas son iguales. La tuya te educó bien y he visto casos en que otras lo han hecho bien. Pero algunas ya están en edad de gozar de sus nietos, de consentirlos y no de educar nuevamente a otra generación.

Conste que estoy mezclando a las abuelas con madres mayores.

Gracias por todas las demás ideas. Y a ver cuando desterramos el machismo de las religiones y de las culturas.

saludos

6:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿que?

10:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Eowyn, muchas veces te lias, te lias, y acabas con cospiraciones judeo-cristiano-machistas, que no tiene nada que ver con esto.

Las mujeres estan consiguiendo un espacio en nuestra sociedad, un espacio, que les habia sido vedado hasta ahora, y que no me cabe duda que terminaran teniendo, y estoy de acuerdo con adoptar todas mas medidas necesarias, por controvertidas que sean, para propiciar que este cambio sea lo mas rapido posible.

Pero esto no tiene nada que ver con el tema.


"Será por niños criados por sus abuelas a lo largo de los años y los siglos. Yo misma fui criada algún tiempo por mis abuelos, cuando mi madre por razones laborales no podía estar conmigo. Y recuerdo esos años con mucho cariño, en especial por mi abuelo, verdadero padre para mí."

Decias sin ir mas lejos, esto en tu post. Esto,una oportunidad increible para abuelos y nietos, no es posible cuando libremente, se opta por una maternidad o paternidad a los 70 años. Se priva asi a esos niños, y a sus hijos de disfrutar de unos abuelos. Seguro que tus abuelos estarían de acuerdo. Y tu madre tambien, que tuvo el apoyo de unos padres para la mejor crianza de sus hijos.

Esta es solo una razón, de las muchas, innumerables que se puede dar.

No te lies, y no pongas como ejemplo de liberacion de la mujer una maternidad en su vejez. Las mujeres y los hombres, deben tener el tiempo suficiente, para realizar en su momento, cada una de las cosas que nos completan como seres humanos.

10:54 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Azelaïs: me voy a repetir, pero bueno. Este hecho, es un caso aislado, primer caso en España, si no me equivoco. La mujer en cuestión se ha gastado una pasta en ir a USA, fecundarse y seguir con médicos lo que sin duda se consideró un embarazo de riesgo. La mayor parte de la gente a esas edades no piensa en tener hijos, pero para esta mujer debía ser verdaderamente importante si se tomó tantas molestias y desenvolsó (previsiblemente) tantísimo dinero. Y eso, como ya decía en el post, probablemente significa que tiene dinero para pagar a alguien que la ayude con los niños, etc. Está claro que, si embarcó en semejante aventura, es porque tiene energía para hacerlo y que, si alguien no tiene esa energía, no se meterá en ser madre a esas edades. En lo de que a esa edad lo mismo en cinco años pega un bajón, pues es verdad, implica un riesgo, pero el mismo que corren mucho padres que ejercen profesiones peligrosas y de riesgo y que, por un incendio, un criminal, un desprendimiento en una mina, una tormenta en alta mar, un traspiés en un andamio, etc., dejan hijos huérfanos. Y esos riesgos no frenan a nadie a la hora de crear una familia. No veo porqué se ha de ser más estricto con esa mujer que con todos los demás casos.

Aldebarán: por supuesto, los casos que se están dando en tu país, y seguro que en otros muchos, no son lo más deseable, como tampoco lo son los de las abuelas que en España tuvieron que criar a sus nietos por efecto de la guerra civil o por el boom de drogas como la heroína, que a tantos padres jóvenes se llevó. Pero fíjate que hablamos de casos extremos e involuntarios, donde es el azar el que rige. El caso de esta mujer, único en España, en realidad no se debería comparar. Debe ser una mujer de posición bien acomodada, porque el proceso de ser madre le ha debido salir por un pico, así que (me repito) seguro que cuenta con apoyo económico suficiente. Y ella es madre, no abuela, y ha asumido la maternidad conscientemente, no por una desgracia de la vida. Respecto a lo de ser buen educador de hijos, lo mismo da que sean padres o abuelos, los hay mejores y perores, sin cota de edad para el buen o el mal hacer.

Anónimo: a veces te lías, te lías, y acabas no teniendo en cuenta factores socioculturales que onforman los puntos de vista desde los que se trata una noticia en los medios de información. Que es, al fin y al cabo, lo que motivó este post. Las mujeres llevan siglos currándose el tener un espacio en esta sociedad, y poco a poco lo están consiguiendo, y cuando la ley ampara, a quienes no les gusta ese cambio, sólo les queda el pataleo, el desprestigiar, el tratar de manipular el punto de vista de aquellos a quienes informan sin argumentar, sólo apelando a esos mismos influjos socioculturales que someramente menciono para tratar de desmontar (reconozco que no demasiado hábilmente) el efecto de haber presentado esa noticia como desde el ya típico sistema de dar por argumento lo que sólo es una opinión en cuatro breves frases.

Vuelvo a repetirme: es un caso aislado, la madre cuenta con dinero de sobra, y apoyos para la crianza de los hijos (aunque sea pagando). Y es una madre, no una abuela. Y hay muchos padres que cuyos progenitores ya han fallecido cuando traen hijos al mundo, y esos niños se pierden a sus abuelos. El día que yo sea madre, de serlo, sólo tendrá una abuela, y eso no debería quitarme puntos del carné de madre para poder decidir tener hijos.

La liberación de la mujer: ¿acaso no es un ejercicio de libertad el optar por la fecundación in vitro de muchas mujeres para ser madre sin un padre, solitas ellas? Hasta hace bien poco en nuestro país una madre soltera era carnaza del escarnio, el vituperio y el ostracismo social. Esto es un paso más, con riesgos por la edad, en el ejercicio de las libertades por parte de las mujeres. Si no lo ves así, bueno, es cosa tuya. Desde mi punto de vista, quien se lía eres tú.

A todos: está claro que no me he expresado todo lo bien que debiera. Esta post está motivado por el modo en que se dio una noticia. Una mujer de 68 años, con poder adquisitivo y energías para ser madre, decide serlo. Si el padre fuese un señor de 68 años, ni siquiera se mencionaría (no sólo porque no implica ningún adelanto técnico), (salvo en el caso de Papuchi, que fue padre a los ochenta y tantos, y chupó cámara rosa por un tubo), porque socialmente está plenamente aceptado y no está mal visto. Pero una mujer... El porque esto es así, se explica por las razones socioculturales que menciono, y muchas otras (apenas si hago un esbozo) que me dejo en el tintero. Y no hay ninguna conspiración judeo-cristiano-machista, sino simplemente hechos historicos que explican el modo de pensar y de opinar de mucha gente en este país.

10:57 a. m.  
Anonymous el mismo anonimo said...

Eowyn tan susceptible, como siempre.

Mi “liarse” no era sinónimo de equivocarse, si no de relacionar unos temas con otros.

Si el motivo de tu post era el tema de cómo se presenta en la prensa, los temas, de cualquier índole, yo ya di por perdida esa batalla hace tiempo, y no suelo comentar ninguna noticia que se desarrolla con un titular largo.
En un telediario se dan 20 noticias en 20 minutos, y luego 10 minutos de Fútbol. Podremos tener una opinión formada de lo que pasa en el vestuario del Madrid, por que tenemos entrevistas con el jugador, el entrenador, su representante, el presidente, de cinco aficionados, el estamento arbitral, y un psicólogo deportivo.

Pero no podemos tener opiniones formadas sobre ninguna ley, cuyo desarrollo nos lo cuenten en 5 frases del telediario. Hace poco mantuve una discusión sobre la ley de igualdad de género que preparaba el gobierno. Alguien se echaba las manos a la cabeza, con los titulares de lo que promulgaba la ley. Pero yo intentaba hacerle entender, que los titulares periodísticos, no dicen mas allá de lo que la gente se sorprenderá de oír. Y que realmente la ley incluso se quedaba corta, en muchos aspectos.


En cuanto a los abuelos, solo decía que era una oportunidad que se perdía, y no te quitaba puntos en tu carné de madre por eso.
¿Te los quitabas tu, por no tener dinero de sobra?

La situación social, historia, lucha, y reconocimiento de la mujer en nuestra sociedad es algo lo suficientemente importante como para no tener que relacionarse, con una maternidad tardía, de la que pretende disfrutar una burguesía acomodada.

No soy, creo, dudoso de mi reconocimiento de la mujer en ningún aspecto. Y no se si será noticia el que un padre, lo sea a los 70 años, pero a mi me parece igual de inoportuno.

Siento si no me expresé bien, o no entendí el propósito de tu comentario.

Así que un besito, sin acritud.

2:15 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Mmmm, ¿quién será este anónimo que habla de mí diciendo que soy como siempre y me llama por mi nombre, pero no el del blog? No siento acritud. Sí me dio la sensación de que no me había explicado bien y de que justo el comentario se centraba en lo más anecdótico (lo de mi abuela) del post. Por otro lado, si comienzas un comentario diciendo que me lío e declarando que me da por las conspiraciones judeo-cristiano-machistas, pues es normal que me de por pensar que la persona que comenta me considera al menos un pelín_________ Dejo la palabra a tu elección, que luego es que soy susceptible e imagino descalificaciones personales donde no las hay...

6:12 p. m.  
Anonymous el mismo anonimo said...

No entiendo lo de que te llamo por tu nombre, pero no el del blog.

Creo que te llamaba Eowyn, como aparecen todos tus post.

Otra cosa sería que te hubiera llamado, no sé Irene, por dedir uno.

6:16 p. m.  
Blogger Eowyn Zirbêth said...

Zirbêth. Ese es el nombre con el que firmo todos los posts. Fíjate al final de cada parrafada y siempre lo firmo, como parte del mismo post. Y ya que me llamas por mi nombre real, ¿tendrías a bien decir el tuyo?

Por cierto, totalmente de acuerdo con como dan las noticias en los telediarios. Pero si cuentan las cosas buscando provocar una reacción, es porque las reacciones están mediatizadas por nuestra cultura (lo que decía el post, vamos), al igual que, si sabes que soy susceptible, te resultará fácil buscarme las cosquillas, con lo cual lo de la no intencionalidad de molestarme no me acaba de quedar claro.

6:47 p. m.  
Blogger El caballero de ojos turbios said...

El derecho de una mujer a tener un hijo sola (o con pareja) es totalmente inalienable. Lo que a mi me preocupa es la calidad de vida que puede tener un niño criado por una persona de sesenta muchos años. ¿Cómo puedes estar tan segura de que su calidad de vida será buena a medida que esa mujer envejezca?. Esto se lo diría a cualquier pareja (de una edad mas que madura) que pretendiera tener un retoño.

11:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home