lunes, enero 10, 2005

DEMASIADO TIEMPO

No sé muy bien por donde empezar. Hacer un resumen de los últimos días se me antoja tan cansado como las labores que desempeñé en los mismos. Me encuentro frente a mi ordenador, que llegó sano y salvo desde Valinor y que se encuentra ahora sobre una mesa distinta, en una habitación distinta, en un país distinto y con una persona ¿distinta?

Los cambios externos, ¿me habrán cambiado también por dentro? Tal vez es, simplemente, que tengo agujetas hasta en el alma y no me puedo mover ni pensar con soltura. Pero esta noche voy a dormir a pierna suelta, me levantaré cuando haya terminado de dormir, no cuando el despertador mande (recordatorio: apagar el móvil) y desayunaré sin prisas. Luego, ya veré. Traducir, estudiar inglés, estudiar las oposiciones, ir a apuntarme a la academia...

Tengo todo un día sin compromisos con nadie excepto conmigo. Y pienso disfrutarlo y hacer eso que no he sido capaz de hacer hasta esta tarde, bien tarde: relajarme y disfrutar.

Espero que, con ese relajo, vengan a mí las palabras. Buenas noches.

Zirbêth.

1 Comments:

Blogger Aldebarán said...

¿Que si eres una persona distinta?
No lo sé, sólo recuerdo a Heráclito: Nadie se baña dos veces en el mismo río

8:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home