martes, febrero 08, 2005

ME ENERVA

Cada vez que ese merluzo* abre la boca, sube el pan. Y lo peor es que no es un merluzo aislado, si no todo un banco de ellos. Porque, claro, enriquecer a los bancos y a las grandes empresas a costa de una explotación cada vez más cercana al esclavismo, eso está bien, pero tratar de mejorar las condiciones de los inmigrantes mediante regularizaciones para que sean empleados legales (pagarán impuestos, ellos y sus contratadores, por poner un ejemplo), eso, no es más que un malicioso intento de que los votantes les vuelvan a elegir.

Me suena a "somos unos cabrones, votadnos porque lo decimos claramente" y a rabieta porque otros igual logran votos haciendo cosas positivas (en mi modesta opinión) para mejorar las condiciones de vida de personas que, nacieran donde nacieran, viven cada día en nuestro país, trabajan en nuestro país y forman parte del sistema, sea éste mejor o peor.

Mi primo me explicó una vez lo siguiente (él lo hizo mucho mejor, y si hay errores, es por mi memoria inútil): uno de los problemas que la inmigración ilegal tiene es que los inmigrantes vienen arriesgando sus vidas, y cuanto peores son las condiciones en que la gente vive, más violentos se vuelven. La gente llama hogar al sitio en que se siente seguro, y una vez que consideran un lugar su hogar, tienden a querer conservarlo y hacerlo cada vez mejor, más gradable, seguro, completo. Si los inmigrantes vienen a España sin sus familias, sólos, y se encuentran con unos jefes que les explotan, hacinan, con una sociedad que les culpa a ellos de que las condiciones del empleo sean cada vez peores, cuando eso es responsabilidad de quienes les explotan y de quienes permiten que esas circunstancias de explotación sean posibles, sencillas, muy ventajosas, no es de extrañar que no le cojan ningún apego a la tierra en que viven y que su condición de eternos extranjeros desubicados, sin vínculos emocionales, les lleven a que la sociedad en la que viven les importe tres pepinos. Si, por el contrario, la inmigración estuviese mejor controlada, sujeta a conseguir un empleo legal y permitida para familias completas, la cosa sería muy diferente. Si sus familias viven con ellos, lo más probable es que quieran un buen ambiente para sus seres queridos, seguridad laboral y ciudadana, colegios para sus hijos, mejoras en su entorno, etc., es decir, si son miembros integrados en la sociedad, tratarán deque la sociedad que les da ciertos beneficios pueda seguir dándoselos. Por otro lado, si los empresarios tienen que pagar lo mismo a quien nació aquí que a quien viene del extranjero en busca de una vida mejor, probablemente la competitividad laboral sería más justa para todos.

Lo que reconozco que sí me da miedo son esos inmigrantes ilegales que vienen de países en guerra donde ellos fueron mercenarios, acostumbrados a un nivel de violencia que para nosotros, afortunados nosotros, es impensable, y que vienen pertrechados con armas de fuego, entran en las casa a robar sin importarles si hay o no gente dentro y si los tienen que matar o no. Me dan miedo los grupos de inmigrantes jóvenes que se han venido sin papeles y sin sus familias, a los que estar aquí les supone un riesgo constante y que sienten perfectamente la hostilidad que nosotros les tenemos, lo cual es una peligrosa mezcla explosiva de mecha corta que trae violencia e inseguridad a nuestras ciudades.

Pero, será porque he sido inmigrante, porque he conocido a otros muchos inmigrantes de diferentes nacionalidades, a mí la inmigración me parece enriquecedora. Creo que, a la larga, el mundo irá expandiéndose en su propia superficie y ya no habrá países como naciones cerradas, si no más bien como sistemas de organización administrativa y geográfica. Lástima que para tantos, eso sea una amenaza y acaben haciendo de un proceso pacífico, una batalla campal.

Por cierto, ¿nadie ha sentido un escalofrío en la espalda ante las palabras** de Geroge Bush de que quiere "un mundo democrático" (o algo así, ya no recuerdo exactamente)?

Zirbêth.

* Acebes.
** Léase, amenazas.

2 Comments:

Blogger JOTA said...

Zirbeth, yo solo espero que le salga bien al gobierno porque sería el precursor de las buenas ideas y al MERLUZO de marca mayor no le hagas ni caso que ese tío es un IMPRESENTABLE y lo único que hace es que su partido quede más desacreditado de lo que ya está. La verdad es, que la inmigración-emigración es un asunto de todos y no podemos dar la vuelta a la hoja como si no pasara nada. Yo lo soy, y he sido bienvenida, pero sé de gente que no lo es y me duele.

5:16 p. m.  
Blogger .·. devon ·.· said...

// pues cada palabra que dice Bush es una extraña mezcla de escalofríos y coraje, de incertidumbre y desconcierto. sobre todo cuando los analistas insiten en que su discurso político se parece cada vez más al de Hitler... :¬S que miedo!!! :¬| //

6:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home