lunes, octubre 04, 2004

CAMBIOOOOS

Bueno, pues nada, ya está. Hoy he firmado por volver a la misma tienda de deportes de la que me fui por estar hasta los ovarios. Me ha costado un montón librarme de la sensación de que he tenido que agachar la cerviz, pero ha habido una cosa que me ha gustado. No, dos. La primera, que mis antiguos compañeros se han alegrado y he recibido un montón de besos y achuchones. La segunda, que al parecer, en contra de lo que yo pensaba, no sólo querían y se alegraban de que volviese mis jefes también, sino que al parecer han pensado en mí para supervisora. Y, coño, la verdad es que sienta muy bien que la consideren a una y que le reconozcan su labor.

Así que, nada, ya se me ha pasado buena parte del mal rollo de la vuelta, que indudablemente se debía a que no tenía trabajo, y además he recontactado con mis amigas y voy a pasar los dos meses y pico que me queda de estar aquí con ellas. Ese, creo, es el motivo definitivo para volver a la tienda. No estar sola, estar con ellas, a quienes vaya usted a saber si en el futuro podré ver.

Sí, decididamente, hoy es un buen día. Ya sólo falta que se me pase la resaca de anoche.

Zirbêth

1 Comments:

Blogger maguncia said...

Dí que sí chiquilla, que tú lo vales. Y esta noche, otra resaca, a celebrarlo con las colegas.

5:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home